Fotografía de archivo del boxeador mexicano Saúl ""Canelo"" Álvarez. EFE/ Francisco Guasco
Fotografía de archivo del boxeador mexicano Saúl ""Canelo"" Álvarez. EFE/ Francisco Guasco

México, 17 nov (EFE).- La posibilidad de pasar a pelear en el peso crucero es unas de esas “cosas locas” que, según dijo este jueves el mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez, se le ocurren a su entrenador, Eddy Reynoso, y terminan por convertirse en “un gran reto” para que el mejor púgil libra por libra del momento siga haciendo historia.

“Yo no sé. A Eddy se le ocurren cosas locas, pero siempre estoy puesto, lo que quiero es hacer historia. Es un gran reto, peligroso, pero me encantan los retos”, dijo el campeón mundial unificado de la división supermedio.

La Convención del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que concluyó este jueves, aprobó hace dos días el ascenso de Álvarez a la división crucero para disputar el título con el congolés Ilunga Makabu.

“Tengo que subir 15 ó 20 kilos, o dar ventajas. Es un reto grande para mí”, admitió el púgil de 31 años.

Álvarez interrumpió sus vacaciones para recibir un homenaje junto a su entrenador por la Cámara de Diputados de México, y después fue la atracción en el cierre de la Convención, en la que recibió los elogios del presidente del CMB, Mauricio Sulaimán.

“Es el ejemplo de como debe ser el boxeador: disciplinado y siempre dispuesto a ayudar de manera silenciosa”, dijo Sulaimán.

‘Canelo’ recordó que de niño vendió helados en los autobuses y en la actualidad es el mejor púgil del mundo con una fortuna que la prensa especializada calcula en más de 300 millones de dólares.

El ascenso, dio, ha sido consecuencia de la perseverancia, la disciplina y el amor por su deporte.

“Esto se debe a la perseverancia, a la disciplina y a que amo lo que hago. Cada quien debe buscar algo que ame, así no se hace difícil, la disciplina es la base de todo”, agregó.

‘Canelo’ dijo que 2021 ha sido su mejor año y que se encuentra en el mejor momento de su carrera.

“Para mi no existen límites, ni siquiera sé cuál es mi límite”, afirmó.

Álvarez, con un balance de 57 victorias, 39 por nocáut, una derrota y dos empates, dejó entrever la posibilidad de en un futuro no lejano pelear en México. Sin embargo, matizó que eso depende de varias cosas.

“Seguramente pronto me van a ver aquí, hay que negociar y ver detalles, pero me encantaría”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *