Charlotte, 9 de febrero 2016.- Cam Newton, defendió la manera en que se comportó con los medios después de la derrota de su equipo ante los Denver Broncos en el Super Bowl 50, señalando que es un "mal perdedor".

El quarterback los Panthers de Carolina abandonó a los reporteros el domingo luego de responder un par de preguntas con respuestas cortas.

"¿A quién le gusta perder? Me muestras un buen perdedor y voy a mostrar un perdedor. No es un concurso de popularidad. Estoy aquí para ganar partidos ", declaró.

Dijo que si ofendió a alguien, "está bien", y que no cambiaría su manera de ser para agradarle a alguien.

Menos de 24 horas después de ser nombrado el Jugador Más Valioso de la temporada, Newton fue el gran derrotado el pasado domingo. El quarterback de las Panteras de Carolina fue anulado y vapuleado por una feroz defensiva de los Broncos.

El jugador estrella de los Panthers tuvo un amargo debut en el Super Bowl, y no estaba de humor. Con retraso, apareció después del partido en la conferencia de prensa, y en su declaración más larga lo dijo todo. "Ellos hicieron más jugadas que nosotros, y a eso se resume todo", contestó Newton en la conferencia de tres minutos. "Tuvimos nuestras oportunidades, y ellos no hicieron nada especial. Soltamos balones. Regalamos balones. Permitimos capturas. Lanzamos pases malos. Eso fue todo".

Cam salió a rueda de prensa con cara de muy pocos amigos. La tensión se respiraba en el ambiente: respuestas monosilábicas, malos gestos y una retirada que dejó con la palabra en la boca a los periodistas.

La forma de encajar la derrota por parte de Newton tuvo un motivo más, aparte del propio mal sabor de boca de perder la final: había un rival fastidiando por detrás. Según ha sacado a la luz Charlottestories.com, Chris Harris, una de las estrellas de la defensa de Denver Broncos, se estaba riendo de él detrás de la cortina. Newton tuvo que escuchar cosas como “tira el balón, ¿puedes tirar el balón?”.

Newton no había hablado con la prensa en sus cuatro temporadas previas en el día que los jugadores vacían sus casilleros en el Estadio del Bank of America, pero se sintió obligado a hablar este martes luego de la crítica hacia él. A medida que hablaba, sus compañeros lo rodeaban, gritando "amamos a Cam".

"Ya no tengo más lágrimas que llorar", sentenció el líder de la ofensiva de los Panthers. "Obviamente he tenido mucho tiempo para pensar al respecto. He visto muchas cosas salirse de proporción”.

"Al final del día, cuando inviertes tanto tiempo y sacrificio y las cosas no salen como lo planeado, las emociones aparecen. Eso es lo que sucede. En cuanto a tratar de ser como esta persona, tratar de ser como aquella persona, la verdad es que no estoy tratando de ser como otra persona.

"Esta es una gran liga conmigo o sin mí. Soy yo mismo. Lo dije desde el primer día. Soy quien soy. Sé de lo que soy capaz y sé hacia dónde voy. No tengo que complacer a nadie que quiera que haga algo. No soy esa persona".

Newton también se defendió por no lanzarse para tratar de recuperar su balón suelto en el último cuarto que eventualmente fue recuperado por los Broncos. Denver anotó un touchdown para poner el partido fuera de alcance.

Dijo que se habría arriesgado a una lesión al lanzarse. "No perdimos ese partido por ese balón suelto. Puedo decirles eso", concluyó.

Ron Rivera dijo que está emocionado por el futuro de los Panthers y espera que el equipo pueda aprender de los Broncos.

"Creo en este equipo de fútbol. Creo en los que tenemos ", dijo el entrenador en jefe del equipo de las Carolinas. "(Los Broncos) perdieron el Super Bowl hace dos años y regresaron y lo ganaron."