las clavadistas mexicanas Gabriela Agúndez y Gabriela Orozco subieron al podio olímpico de la plataforma sincronizada y dieron a su país la medalla de bronce. EFE/Fernando Bizerra

Tokio, 27 jul (EFE).- Solo por detrás de las superpotencias China y Estados Unidos, las clavadistas mexicanas Gabriela Agúndez y Gabriela Orozco subieron al podio olímpico de la plataforma sincronizada y dieron a su país la medalla de bronce, la segunda que logra en Tokio 2020 tras la del equipo mixto de tiro con arco.

Para Orozco es la segunda medalla olímpica tras las de plata se obtuvo en esta misma disciplina con Paola Espinosa.

Las chinas Yuxi Chen Jiai Zhang se impusieron con 364,78 puntos, por delante de los 310,80 de las estadounidenses Jessica Parratto y Delaney Schnell.

Las mexicanas puntuaron 299,70, después de ir menos a más. Del séptimo lugar que ocupaban tras el segundo salto remontaron al quinto en el siguiente, luego al cuarto y finalmente, con un doble y medio atrás con giro y medio que mereció su mejor nota, 71,04, entraron en el podio.

Orozco y Agúndez aseguraron la presencia de México en el podio de clavados por cuarta vez de forma ininterrumpida desde Pekín 2008.