Willemstad, 27 may (EFE).- El equipo brasileño de kárate se adjudicó la victoria global en los Panamericanos de kárate que concluyeron este sábado en Curazao, con cuatro medallas de oro, pero la gloria individual se la llevó entera el venezolano Antonio Díaz, que sumó en la modalidad de katas su décimo título absoluto consecutivo, el decimoquinto si se toman en cuenta todas las categorías.

En el medallero general, Brasil ocupó la primera plaza con cuatro oros y cuatro bronces, tras desbancar del lugar de privilegio a Colombia en la última prueba, el kumite masculino por equipos. El equipo colombiano acabó con tres oros, cuatro platas y tres bronces, segundo por delante de Estados Unidos (3-1-7).

La nueva condición de deporte olímpico del kárate dio un aire fresco a la competición panamericana, con jóvenes competidores que plantaron cara a las estrellas del continente, todos con los ojos ya puestos en los Juegos de Tokio 2020.

Ajeno a las nuevas incorporaciones se mantuvo, sin embargo, Antonio Díaz, dominador de los katas en América desde el año 2008 y que se impuso en la final de hoy, repetición de la de 2016 en Río de Janiero, a su compatriota Cleiver Casanova, considerado su sucesor natural.

Díaz, a quien la Federación Mundial (WKF) define como “uno de los mejores especialistas en katas de todos los tiempos”, puso sobre el tatami la distancia que le separa de Casanova en la clasificación mundial (cuarto, por vigésimo sexto) con un 5-0 sin lugar a interpretaciones.

Dos veces campeón mundial (2010 y 2012) y cuarto en la clasificación WKF de katas (serie de movimientos que simulan un combate), Díaz ya se había mostró intratable en todos los cruces de la primera jornada, que ganó sin excepción por unanimidad de los jueces (5-0) ante el brasileño Willames Souza, el mexicano Waldo Ramírez y el canadiense Kenneth Lee.

El venezolano, de 36 años, decidió el año pasado prolongar su carrera para intentar clasificarse para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde el kárate hará su estreno en la máxima cita deportiva mundial. Solo diez especialistas en katas tendrán plaza en esos Juegos.

El dominicano Josef Arango, que se impuso por 5-0 al costarricense Lee Gatjens, y el canadiense Kenneth Lee, vencedor por 4-1 del mexicano Waldo Ramírez, se hicieron con las medallas de bronce, de las que se entregan dos por categoría.

Además de su oro individual, Antonio Díaz fue partícipe de otra medalla, aunque de plata. Perú, que presentó a Jhon Trebejo, Oliver del Castillo y Carlos Lam, se hizo con el oro en katas por equipos masculinos. Su rival en la final fue Venezuela, con tres karatecas a los que dirige Díaz en su escuela de Caracas: Andrés Huérfano, Daniel Huérfano y Antonio Gamarro. Perú dominó por 5-0.

México, que ya lo tenía asegurado, y Brasil, que superó 3-2 a República Dominica, fueron bronce.

Como en los hombres, también se reprodujo la final de la anterior edición de los Panamericanos en kata individual femenino, con victoria de la estadounidense Sakura Kokumai. Sumó su tercer corona continental seguida, hoy de nuevo ante la dominicana María Dimitrova, séptima en la clasificación mundial. La karateca de origen búlgaro sucumbió por un ajustado 3-2 ante Kokumai, cuatro lugares por debajo en el ránking pero superior sobre el tatami de Curazao.

Las medallas de bronce fueron para la peruana Ingrid Aranda, ganadora de la canadiense Rita Ngo (3-2), y para la venezolana Andrea Armada, mejor por unanimidad de los jueces (5-0) que la chilena Catalina Cárdenas.

Por equipos, se proclamó campeona panamericana femenina de katas la selección de Colombia, con un 5-0 innegociable sobre México. Carolina Bolaños, Sandra Bolaños y Angie Valencia recibieron el oro y las hermanas Viridiana y Brenda Santillán y Rosa Arlene López la plata mexicana.

Trinidad y Tobago y Brasil, los otros dos únicos equipos participantes, compartieron el bronce.

En la modalidad de kumite (combate) prolongó su incuestionable dominio continental en -60 kilos el brasileño Douglas Brose con un cuarto oro panamericano. El doble campeón mundial derrotó por un inapelable 6-1 al colombiano Andrés Rendón, en otra repetición de la final del año pasado.

Colombia, con Mateo Gaviria, y Canadá, con Nicolas Bisson, se anotaron los bronces en esta categoría. Gaviria aseguró la medalla por ‘senshu’ (gana quien marca el primer punto) tras un 3-3 con el uruguayo Maximiliano Larrosa y Bisson después de un 2-1 sobre el chileno Miguel Soffia.

Colombia se hizo con un valioso oro en -67 kg gracias a uno de sus karatecas más experimentados, Luis Triviño, que ya fue campeón panamericano en 2012. Cinco años después se dio el placer de derrotar con holgura, 5-2, al venezolano Andrés Madera, bronce mundial y reciente ganador de la cita de la Liga Mundial en París.

Los combates por el bronce fueron para el chileno Camilo Velozo (9-1 al guatemalteco Christian Wever) y para el mexicano Daniel Vargas (5-2 al brasilepo Breno Teixeira).

El brasileño Hernani Verissimo, duodécimo del mundo, no pasó excesivos apuros para revalidar como campeón de -75 kilos. Tras exhibirse en los combates de la primera fase, en la final venció al colombiano Juan Landazurdy por 4-1. Landazurdy había derrotado en las eliminatorias al estadounidense Tom Scott, número uno del ránking universal.

Scott lo pagó hoy con el venezolano Alexander Nicastro, al que colocó un 6-1 en su combate por el bronce; el otro tercer puesto se lo quedó el dominicano Dionicio Gustavo tras endosar un 4-0 al chileno Germán Charpentier.

En -84 kilos defendió el título con solvencia (6-1) el dominicano Jorge Pérez. Apenas le puso trabas el venezolano Freddy Valera, ya campeón continental cadete y júnior y que se quedó a un escalón de añadir a su historial el título absoluto.

El argentino Miguel Amargos, octavo de la WKF, quedó fuera del podio al ceder el bronce al estadounidense Kamran Madani por 3-2. El otro tercer lugar fue para el cubano Dennis Pelayo, a costa del guatemalteco Brandon Ramírez.

El cubano Lázaro Chapman, de 22 años, que dio la sorpresa en las semifinales de +84 kilos al derrotar al campeón vigente, el chileno Rodrigo Rojas, no pudo sin embargo en la final con el canadiense Daniel Gaysinsky, que se resolvió en un apretado 4-3.

Rojas no se repuso del revés de la ronda anterior y cayó asimismo en el combate por el bronce ante Brian Irr de Estados Unidos por ‘hantei’ (decisión arbitral tras 0-0). También se llevó el bronce del peso completo el brasileño Wellington Barbosa al ganar por 1-0 al dominicano Anel Castillo.

Por equipos masculinos, el podido de kumite lo conformaron Brasil, que ganó el oro, y de paso el medallero final, con un apretado 3-2 sobre Colombia. Canadá (3-2 a Venezuela) y México (3-1 a EE.UU.) se llevaron los bronces.

En el kumite femenino la dominicana Fabiana Villanueva puso su nombre en lo alto del podio del peso menor, hasta 50 kilos, al vencer a la venezolana Aurimer Campos por 4-1. Villanueva confirmó la excelente impresión ofrecida en las eliminatorias previas, que remató con una victoria en semifinales sobre la chilena Gabriela Bruna, novena del mundo.

Bruna se quedó con el consuelo de uno de los bronces al derrotar a la brasileña Pimenta Tamilis por 5-0. El otro tercer puesto fue para la estadounidense Shannon Nishi, que ganó a la guatemalteca Michelle Morales por 2-0.

La subcampeona mundial de -55 kg, la brasileña Valeria Kumikazi, debutó en el podio continental con una victoria clara, 3-0, sobre una de las estrellas emergentes del kárate panamericano, la cubana Baurelys Torres.

La colombina Stella Urango ganó medalla de bronce por ‘hantei’ tras un 0-0 en el combate contra la brasileña Julia Hort, al igual que la venezolana Yorgelis Salazar, que ganó por ‘senshu’ (1-1) a Jenna Brown, de Estados Unidos.

El combate final en -61 kilos enfrentó igualmente a dos caras nuevas en la primera fila internacional, la chilena Carolina Videla y la colombiana Steffany Medina. El choque se decantó de principio a fin a favor de Medina, que puso un 8-1 en el marcador camino de la medalla de oro.

Se repartieron los bronces la mexicana Paula Flores, que derrotó 1-0 a la estadounidense Sabrina Hostettler, y la costarricense Ashley Binns, muy superior en su combate (4-1) con la guatemalteca Grecia Arango.

En -68 kg se impuso la estadounidense Ashley Davies por 3-1 a la mexicana Sachiko Ramos, que el año pasado se hizo con la plata en su estreno en la alta competición y que ahora repite metal.

Acompañó a Ramos en el podio otra mexicana, Alejandra Payén, que en uno de los combates por el bronce derrotó a la brasileña Natalia Spigolon (3-2); en el otro aseguró también el tercer puesto Eimi Kurita al ganar a la chilena Lorena Salamanca (4-0).

En el peso mayor femenino, +68 kilos, la colombiana Shanee Torres, de solo 19 años, se reveló como una de las sorpresas del torneo con su victoria por 2-0 sobre la mexicana Ana Isabel Mendoza, bronce hace un año y que mejora un escalón en el podio final.

La medalla de bronce fue a manos de la dominicana Pamela Rodríguez, ganadora por 2-1 de la estadounidense Maya Wa, y de la brasileña Isabela Rodrigues, que derrotó a otra karateca de Estados Unidos, Cirrus Lingl, por el mismo marcador.

En kumite femenino por equipos la victoria fue para República Dominicana, por 2-0 sobre Venezuela, plata, y los bronces para Argentina (3-2 a Ecuador) y Estados Unidos (2-0 a México).

Tres pruebas para discapacitados completaron la nomina de campeones. Estados Unidos y Panamá fueron oro y plata en deficientes visuales masculinos; Canadá oro y plata en mujeres discapacitadas intelectuales y Canadá, Estados Unidos y de nuevo Estados Unidos oro, plata y bronce en hombres.

Brasil repite la victoria general de 2016, aquella vez en casa, cuando dominó la tabla final de resultados con seis oros, dos platas y cinco bronces, por delante de México (2-2-4), República Dominicana (2-2-2), Venezuela (1-5-2) y Perú (1-3-2).

Esta vez su triunfo fue menor y muy ajustado sobre Colombia, que surge como país de referencia del kárate continental en el nuevo ciclo olímpico.

La WKF debe aún concretar los criterios de clasificación para los Juegos de Tokio 2020. Aunque ya señaló que el ránking mundial será uno de los baremos, este no podrá ser aplicado tal cual es ahora, al menos en kumite. Actualmente las competiciones se dividen en cinco pesos para hombres y otros tantos para mujeres, pero para el torneo olímpico solo se admitieron tres pesos por sexo.

El presidente de la federación, el español Antonio Espinós, indicó que una posibilidad es fundir los dos pesos superiores en uno, al igual que los dos pesos inferiores, y mantener el intermedio.

Medallero final: Oro Plata Bronce

.1. Brasil 4 0 4

.2. Colombia 3 4 2

.3. EE.UU. 3 1 7

.4. Rep. Dominicana 3 1 3

.+. Canadá 3 1 3

.6. Venezuela 1 6 2

.7. Chile 1 0 2

.8. Perú 1 0 1

.9. México 0 3 5

10. Cuba 0 2 1

11. Panamá 0 1 0

12. Argentina 0 0 1

.+. Trinidad y Tobago 0 0 1

.+. Costa Rica 0 0 1.