Houston (EEUU), 21 jul (EFE).- El Departamento de Justicia de Estados Unidos indicó que no apelará un fallo que absuelve al exbeisbolista de los Gigantes de San Francisco y mejor jonronero en la historia de las Grandes Ligas, Barry Bonds, de obstrucción de la justicia en una investigación por esteroides.

“Esta decisión me da mucha paz”, dijo Bonds a través de un comunicado en el que agrega que “como lo dije con anterioridad, desde hace tiempo esperaba este resultado. Me siento aliviado y agradecido por lo que esto significa y porque mi familia y yo por fin podemos dejar esto atrás”.

La decisión del Departamento de Justicia pone fin a un proceso penal de 10 largos años contra el ex toletero, de 50.

El Departamento de Justicia dio a conocer un documento de sólo un párrafo anunciando que no pedirá a la Corte Suprema que reconsidere la decisión de un tribunal de menor jerarquía que revocó el fallo de culpabilidad.

El caso que se le seguía era por un testimonio que dio ante un gran jurado en el 2003 sobre si había usado esteroides para mejorar su desempeño.

El jurado halló culpable a Bonds de obstrucción por dar una respuesta imprecisa cuando se le preguntó sobre inyecciones.

La sentencia de dos años de libertad condicional y 30 días de arresto domiciliario fue suspendida a la espera de la resolución de su apelación.

El bateador fue condenado con cargo de obstrucción de la justicia en el 2011, pero el jurado no pudo tomar una decisión sobre tres acusaciones de perjurio contra Bonds.

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito dijo en abril pasado que la parte acusatoria no presentó evidencia suficiente de que su testimonio fuera clave por lo que el ex beisbolista no podía volver a ser juzgado por obstrucción.

El documento judicial que se dio a conocer la tarde de este martes indica que la fiscalía dijo que no intentará litigar el caso en la Suprema Corte.

Bonds jugó sus primeras siete temporadas dentro de las Grandes Ligas para los Piratas de Pittsburgh y posteriormente, desde 1993 hasta el 2007 cuando se retiró, lo hizo para los Gigantes.

Al retirarse, Bonds dejó marca de 762 jonrones de por vida, superando por siete los 755 de Hank Aaron.

La victoria legal de Bonds podrá medirse entre la afición del béisbol, que no le ha perdonado luego de que concluyó que no actuó deportivamente al utilizar sustancias para mejorar el rendimiento.

Otra forma de medir su victoria en los tribunales será cuando se dén los nombres de los nuevos integrantes del Salón de la Fama.

En 2015 apareció por tercer año como candidato y recibió 202 votos, el 36,8%, mientras que el mínimo requerido es de 75%.