Miami, 16 jul (EFE).- El tenista australiano Bernard Tomic fue arrestado y esposado hoy en un hotel de Miami Beach después de que se negara a bajar el volumen excesivo de la música de su habitación y se resistiera a la autoridad.

Según el informe policial, los hechos se produjeron en la madrugada de hoy, cuando varios huéspedes del lujoso hotel W South Beach se quejaron a la recepción de los ruidos que procedían de la habitación de Tomic, de 22 años, quien estaba celebrando una pequeña fiesta.

A continuación, dos guardias de seguridad se presentaron en la habitación del tenista y le pidieron que bajara el sonido de la música, pero Tomic se negó a seguir las indicaciones y les cerró la puerta bruscamente, recogió el canal CBSMiami.

Los guardias intentaron en dos ocasiones que Tomic bajase la música, pero fue inútil. A la tercera, el tenista supuestamente «señaló con el dedo de forma agresiva» a los guardias de seguridad y les cerró la puerta en las narices.

Fue entonces cuando decidieron desalojarlo de la habitación, por lo que llamaron a la policía.

Los guardias, acompañados por dos agentes de la Policía de Miami Beach fueron a la habitación de Tomic y le informaron de que él y sus amigos que tenían que recoger todas sus pertenencias y abandonar el hotel, o, de lo contrario, serían arrestados por invadir una propiedad privada.

Los invitados de Tomic salieron de la habitación, pero el tenista se negó a dejar el cuarto del hotel, por lo que los agentes, finalmente, le arrestaron y acusaron de resistencia a la autoridad y allanamiento de morada, según el informe preliminar de la Policía.

Tomic está clasificado en el puesto 25 del escalafón de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP).