Losail (Catar), 28 mar (EFE).- El español Héctor Barberá ha asegurado que su objetivo esta temporada, no es otro que luchar por ser la primera moto de la categoría “Open” en el mundial de MotoGP que este fin de semana comienzan con la disputa del Gran Premio de Catar.

Barberá, que formará equipo con el francés Mike di Meglio, ambos sobre sendas Ducati Desmosedici GP14 con el especial cambio “seamless”, han asegurado hoy, durante la presentación del equipo Avintia para el mundial de MotoGP, que ambos lucharán como equipo por crecer durante el campeonato, buscando lo mejor y peleando al final por ser los mejores de la categoría “Open”.

“La moto va muy bien y creo que tenemos una de las mejores motos Open, por lo que tenemos que hacerlo como hasta ahora, entrenamiento tras entrenamiento, para seguir creciendo y sacando conclusiones, ya que para Ducati también es un proyecto que le ilusiona mucho y le motiva porque el año que viene tendremos todos esta electrónica y creo que es en junio o julio cuando hay que decidir la electrónica que quieren usar y por eso nos están echando una mano”, afirmó.

“Tenemos la misma moto del final de la pasada temporada pero después de toda la información de las cuatro o cinco últimas carreras llegamos a Malasia y, siendo la misma moto, su comportamiento era completamente diferente, la electrónica puede hacer que una moto sea agradable, dulce de conducir o que sea muy agresiva y no se pueda ni llevar”, reconoció Héctor Barberá.

No obstante la versión de Hector Barberá es la moto que el año pasado utilizaron el italiano Andrea Dovizioso y el británico Cal Crutchlow y ambos se quejaban de que la moto no giraba, pero Héctor Barberá comentó que “es mas complejo que eso, efectivamente no gira, ellos desarrollaron la GP14.2 y parece que gira un poco mejor y siempre han ido en esa dirección”.

“En nuestra moto nos falta el freno motor en la válvula de escape, que les ayuda mucho en la última parte de la frenada, pero nosotros no lo tenemos y a esto le sumas que su moto girará ahora mejor, pero de donde yo venía, que la moto ni giraba, ni aceleraba, ni corría, ni frenaba y ahora en esta moto todo lo que me he encontrado ha sido mejor…”, reconoció Barberá.

“Efectivamente, si la moto girase un poco mejor seguro que iría mejor, si tuviésemos el freno motor en la válvula de escape nos ayudaría, si el freno motor lo pudiésemos graduar dependiendo del ángulo iría mejor, pero ahora mismo estamos bien, tenemos una moto para intentar luchar por ser la primera Open y el año pasado soñamos con esto y ahora ya no tenemos que soñar”, recalcó el piloto.

En cuanto a sus rivales en la pelea por el título “Open”, Héctor Barberá cito a Stefan Bradl y Nicky Hayden y lo argumento explicando que “Forward con Bradl es un equipo bueno, la moto ha sido rápida con Aleix y la Yamaha funciona bien y Bradl es un piloto rápido y creo que las Honda, de Malasia a aquí, han hecho un cambio increíble, en Malasia estaban a un segundo y aquí estamos todos en tres décimas y Hayden es un piloto con mucha experiencia, es un campeón del mundo”.

“Honda tiene una moto que es capaz de hacerla funcionar poquito a poco y creo que el problema que ellos tienen es la electrónica con la potencia, que les está costando un poco, pero en una o dos carreras seguro que están ahí, o incluso el domingo”, incidió Héctor Barberá.