Jerez de la Frontera (Cádiz), 22 abr (EFE).- El español Héctor Barberá, cuarto al final de la primera jornada de entrenamientos para el Gran Premio de España en el circuito de Jerez sobre su Ducati Desmosedici GP14.2, afirmó que «mejor no podía haber comenzado».

«Esta mañana fuimos segundos y esta tarde cuartos, por lo que si del quinto para arriba es muy complicado estar, porque luchamos contra muchas motos de fábrica, hoy lo hemos conseguido en ambas sesiones y para nosotros es un premio por el trabajo que estamos haciendo», reconoció.

«Es el primer gran premio en España y el primero de los que vienen ahora en Europa, por eso creo que esto nos ha hecho llegar con las pilas cargadas y la motivación por las nubes», comentó muy contento el piloto de Dos Aguas.

«El objetivo es mantenernos en la Q2 e intentar darlo todo para clasificarnos en una buena posición; aquí la salida es muy importante», señaló Barberá.