México, 27 oct (EFE).- El español Fernando Alonso, piloto de McLaren, dijo hoy que él y su equipo no puede esperar grandes cosas a priori en el Gran Premio de México, que se corre el domingo, pero consideró cree cuando todo parece complicado les salen mejor las cosas.

Alonso llega a la carrera mexicana tras su quinto puesto en el Gran Premio de Estados Unidos aunque deberá trabajar fuerte en el trazado mexicano para lograr una buena carrera.

«Sobre el papel es un circuito complicado, no podemos mentir, no podemos esperar grandes cosas a priori, pero a veces los fines de semana que parecen más complicados, nos salen mejor las cosas», apuntó Alonso ante medios en el autódromo Hermanos Rodríguez de la capital mexicana.

Dijo que estos días previos le sirvieron para digerir la «alegría» del domingo en Austin, Texas, «después de muchas decepciones» durante la temporada.

Recordó que el año pasado en México las cosas «no nos salieron nada bien», se fue en la primera vuelta, y por ello el equipo está «doblemente motivado» de hacer bien las cosas este año.

«Casi tengo que conocer el circuito (de 4,3 kilómetros), ya tengo ganas de salir a la pista, dar muchas vueltas y de disfrutar», señaló.

Recordó que la altitud de la Ciudad de México, 2.240 metros, provoca una preparación especial del equipo en cuanto a la puesta a punto del coche ya que es difícil enfriar tanto frenos como motor y calcular la carga aerodinámica.

El español se sintió complacido por la legión de seguidores que tiene en México y dijo que según sus estadísticas en redes sociales tiene más «fans» en la Ciudad de México que en España, algo que lo compromete «a dar un buen espectáculo y una lucha continua» el fin de semana.

Alonso, de 35 años, marcha en el décimo puesto de la clasificación de pilotos con 52 puntos y luchará por mejorar en la últimas tres carreras de la temporada.