Miami (EEUU), 28 oct (EFE).- El base Kemba Walker encestó 24 puntos en 31 minutos de juego y llevó a los visitantes Hornets de Charlotte a un triunfo por 91-97 sobre los Heat de Miami, que perdieron la apertura de temporada en su campo por primera vez en nueve años.

Con su triunfo los Hornets cobraron venganza tras haber perdido en la primera ronda final en siete partidos ante los Heat la temporada pasada.

Walker, que logró un rebote y entregó cuatro asistencias, llevó a los Hornets a mantenerse con marca invicta de 2-0, después de que seis jugadores tuvieron números de dos dígitos y de remontar una desventaja de 19 puntos en la segunda mitad del partido.

El escolta-alero reserva Jeremy Lamb se acercó al doble-doble al conseguir 16 puntos y ocho rebotes y el escolta francés Nicolás Batum y el italiano Marco Belinelli, que también salió del banquillo, aportaron 12 puntos cada uno.

Los Heat (1-1), que registraron su primera derrota en la temporada, tuvieron como líder al pívot Hassan Whiteside con un doble-doble de 20 puntos y 15 rebotes.

El base esloveno Goran Dragic estuvo cerca de aportar también un doble-doble al anotar 14 puntos y entregar nueve asistencias y el escolta Dion Waiters llegó a los 13 tantos.