Sacramento (EEUU), 4 nov (EFE).- La humillación de la peor derrota de la historia del equipo, sufrida la noche anterior frente a a los Warriors de Golden State, dio paso a un triunfo reconfortante que los Grizzlies de Memphis lograron a domicilio (89-103) ante los Kings de Sacramento.

El equipo californiano, que tenía la baja por lesión de su mejor hombre, el pívot DeMarcus Cousins, sufre un tirón en el tendón de Aquiles del pie derecho, salió ya en inferioridad y eso permitió a los Grizzlies dominar a partir del segundo cuarto con el ala-pívot Zach Randolph de líder que aportó un doble-doble de 20 puntos y 11 rebotes y dos asistencias.

La ventaja de 10 puntos con la que los Grizzlies se fueron al descanso fue todo lo que necesitaron para cubrir el resto del partido y asegurar la victoria, que les levantó la moral de la paliza histórica que sufrieron la noche anterior con un marcador de 116-76 favor de los Warriors.

Como habían declarado al concluir el partido ante los Warriors, nadie dentro de la plantilla de los Grizzlies pensaban que eran un equipo tan inferior a los Warriors como había reflejado el marcador final.

Los Grizzlies ante los Warriors habían permitido un marcador adverso de 72-27 en los dos primeros cuartos y establecieron la peor marca de la franquicia con sólo un 27,1 por ciento de acierto en los tiros de campo.

El base Mike Conley se encargó de dirigir el juego de los Grizzlies al aportar 14 puntos y seis asistencias, mientras que el escolta Courtney Lee también tuvo la misma anotación.

La nota negativa del partido para los Grizzlies fue los problemas físicos que mostró el pívot español Marc Gasol al sentir espasmos en el cuello y que le impidieron jugar en la segunda parte. Hasta el momento el equipo no ha dado a conocer el estado físico del jugador español.

Durante los 18 minutos que jugó en la primera parte, Gasol aportó ocho puntos al anotar 4 de 8 tiros de campo, capturó dos rebotes, repartió dos asistencias y puso un tapón.

La baja de Gasol en la segunda parte obligó al entrenador de los Grizzlies, David Joerger, a mover el banquillo del que salieron los jóvenes ala-pivotes JaMychal Green, que logró un doble-doble de 12 puntos y 12 rebotes.

Mientras que Brandan Wright consiguió también 10 puntos y capturó seis rebotes, incluidos cinco defensivos, para ser el último jugador en la lista de cuatro de los Grizzlies (3-2) que tuvieron números de dos dígitos.

El alero Rudy Gay, exjugador de los Grizzlies, lideró el ataque de los Kings al conseguir 19 puntos, el base Darren Collison llegó a los 18 como reserva, pero el equipo no tuvo protagonismo ni presencia en el juego interior.

Los Grizzlies dominaron las acciones bajo los aros al capturar 50 rebotes por 35 de los Kings (1-3), que perdieron el segundo partido consecutivo en su campo.

Ficha técnica:

89 – Sacramento Kings (29+11+27+22): McLemore (2), Rondo (5), Cauley-Stein (9), Gay (19), Koufos (11) -cinco inicial-, Casspi (4), Collison (18), Belinelli (12), Butler (2), Anderson (3), Moreland (-) y Curry (4).

103 – Memphis Grizzlies (25+25+33+20): Lee (14), Conley (14), Gasol (8), Allen (5), Randolph (20) -cinco inicial-, Jeff Green (5), Udrih (6), Barnes (7), Wright (10), JaMychal Green (12) y Smith (2).

Árbitros: Bill Kennedy, Eli Roe y Zach Zarba. Señalaron faltas técnicas a Green, de los Grizzlies, y a Rondo de los Kings. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA que se disputó en el Sleep Train Arena, de Sacramento, ante 17.317 espectadores.