Río de Janeiro, 18 jul (EFE).- Francia buscará conquistar mañana su primer título de la Liga Mundial de Voleibol tras derrotar hoy por 3-2 con parciales de 25-23, 25-23, 19-25, 22-25 y 17-15 a Polonia, que a punto estuvo de remontar una desventaja de 2-0.

Francia se citará en la final con Serbia en el Gimnasio Maracanazinho, de Río de Janeiro.

Los polacos, campeones de la Liga Mundial de Voleibol en 2012, comenzaron hoy dominando el encuentro y forzaron numerosos errores del rival.

El seleccionador Laurent Tillie dio entrada a Yoann Jaumel y Mory Sidibe en lugar de Antonin Rouzier y Benjamin Toniutti para asegurar la ventaja y le salió bien la jugada a pesar de la victoria parcial ajustada de 25-23, que resultó idéntica en el segundo set.

Para la tercera, la selección francesa encontró a un bloque polaco más compacto que comenzó a recortar terreno a partir de un empate a siete.

Pasaron de largo los polacos en medio del desconcierto de los galos, que perdieron la manga por 19-25 por culpa de los puntos decisivos de Bartosz Kurek, a la postre, el máximo anotador del encuentro con 27.

El cuarto tiempo comenzó con una dinámica similar, con los polacos dominando el juego y abriendo diferencias en el marcador desde el principio, lo que les permitió consumar su remontada y forzar el ‘tie-break’ tras llevarse el set por 22-25.

Con Franck Lafitte en el campo, en lugar del hasta ese momento titular Nicolas Le Goff, los galos comenzaron dominando un desempate que se acabaría decidiendo en el último instante, tras dos bolas de set, a favor de Francia por 17-15.

– Ficha técnica:

3. Francia: Antonin Rouzier, Benjamin Toniutti (C), Kevin Tillie, Earvin Ngapeth, Kevin Le Roux, Nicolas Le Goff, Jenia Grebennikov (líbero) -equipo inicial-, Yoann Jaumel, Mory Sidibe, Nicolas Marechal, Trevor Clevenot y Franck Lafitte.

Seleccionador: Laurent Tillie.

2. Polonia: Piotr Nowakowski, Bartosz Kurek, Fabian Drzyzga, Michal Kubiak (C), Mateusz Mika, Mateusz Bieniek, Pawel Zatorski (líbero) -equipo inicial-, Dawid Konarski, Rafal Buszek, Grzegorz Lomacz y Marcin Mozdzonek.

Seleccionador: Stephane Antiga.

Parciales: 25-23, 25-23, 19-25, 22-25 y 17-15.

Árbitros: Juraj Mokry (Eslovaquia) y Andrey Zenovich (Rusia).

Incidencias: Partido de las semifinales de la Liga Mundial jugado en el Gimnasio Maracanazinho, de Río de Janeiro.