San Antonio (EEUU), 18 dic (EFE).- El ala-pívot LaMarcus Aldridge logró un doble-doble de 26 puntos y 13 rebotes que permitieron a los Spurs de San Antonio ganar 115-107 a los Clippers de Los Ángeles y se mantienen invictos en su campo del “AT&T Center” en lo que va de temporada.

El triunfo permite a los Spurs dejar su marca en 23-5 y llegar a números de 15-0 en partidos como equipo local en lo que va de la competición.

Los Spurs, que lideran la División Suroeste, y tienen la segunda mejor marca de la Conferencia Oeste, también contaron con el apoyo del base francés Tony Parker, que encestó 21 puntos, que lo dejaron segundo máximo encestador de la lista de los cinco titulares que tuvieron números de dos dígitos.

El alero franquicia Kawhi Leonard aportó 19 puntos, nueve rebotes y dos asistencias, mientras que el veterano pívot Tim Duncan llegó a los 14 y el escolta Danny Green anotó 10 puntos.

El escolta reserva argentino Manu Ginóbili logró cinco tantos en 21 minutos de acción.

Ginóbili encestó 1 de 6 tiros de campo (1 de 2 triples), 2 de 2 desde la línea de personal, logró un rebote y entregó cinco asistencias, que ayudaron a los Spurs a lograr la quinta victoria consecutiva, la mejor racha ganadora que hay actualmente en la NBA.

Los Clippers (16-11), segundos en la División Pacífico, tuvieron de nuevo al base Chris Paul como su líder en el ataque y dirección del juego al conseguir un doble-doble de 27 puntos y 10 asistencias, que no impidieron la derrota, la primera que sufren en los últimos cuatro partidos después de haber ganado tres consecutivos.

El ala-pívot Blake Griffin aportó 25 tantos y el pívot DeAndre Jordan colaboró con un doble-doble de 16 tantos, 17 rebotes y dos tapones que lo dejaron líder del juego interior de los Clippers que como equipo no pudieron con los hombres altos de los Spurs.

El equipo de San Antonio consiguió 44 rebotes y cuatro tapones por 37 y 8, respectivamente, de los Clippers.