Los Ángeles (EE.UU.), 22 abr (EFE).- A sus 38 años y con mil batallas a cuestas, Tim Duncan sacó el orgullo de los campeones y lideró la victoria de los San Antonio Spurs en cancha de Los Angeles Clippers para empatar (1-1) una serie que se confirma como la más igualada de las eliminatorias por el título.

Duncan registró 28 puntos y 11 rebotes en 44 minutos, mientras que Kawhi Leonard aportó 23 tantos y 9 rebotes. Por los californianos destacaron Blake Griffin, con 29 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias (su primer triple-doble en playoffs) y Chris Paul con 21 tantos, 8 rebotes y 7 asistencias.

El argentino Manu Ginóbili acabó con 9 puntos y 3 asistencias en 23 minutos y el brasileño Tiago Splitter sumó 2 puntos y 7 rebotes en 20 minutos.

Tony Parker no pudo acabar el partido con molestias en el tendón de Aquiles derecho.

La falta de profundidad de la plantilla de Doc Rivers pasó factura antes de lo previsto y el banquillo local acabó con 17 puntos, por 48 de su rival.

El Staples Center vio un comienzo muy igualado e inspirado, marcado por el buen hacer de Griffin y de Duncan, autor de 8 de los primeros 11 puntos de su equipo. El pívot tejano, con su primera canasta en el choque, se convirtió en el quinto jugador en la historia de la NBA que alcanza los 5.000 puntos en playoffs.

Los de Gregg Popovich, con la mira ajustada desde larga distancia y buenos minutos de Boris Diaw desde el banquillo, tomaron la iniciativa (22-27) con su magnífica circulación de balón en pleno mano a mano entre Paul y Leonard, pero los angelinos, más agresivos bajo tableros, reaccionaron (36-32) a pesar de no haber lanzado un solo tiro libre hasta el minuto 18.

Sin embargo, poco antes del descanso volvía a despegarse San Antonio (39-46) gracias a la intensidad de Marco Belinelli y el acierto de un pletórico Duncan (8/9 en tiros), esta vez dominando de manera clara en su emparejamiento personal con DeAndre Jordan.

Los tiros libres marcaban la diferencia al descanso (dos intentados por los locales, 14 por los Spurs) y los Spurs, sólidos como una roca, se lanzaron en tromba en el tercer cuarto (47-57).

Cada tirón de San Antonio provocaba una nueva respuesta y en este caso llegó de manos de Paul, que con cinco puntos seguidos volvió a poner el partido en un puño (58-59) y sólo se vio frenado por la mejor versión de Leonard, capaz de mantener a los suyos por delante con su intensidad defensiva y sus inteligentes decisiones en ataque.

A ello contribuyeron tres triples consecutivos de los Spurs -dos de Patty Mills y otro de Danny Green- que les permitía respirar ya entrados en el último periodo (78-88) dando una sensación de control absoluto.

No obstante, y como no podía ser de otra forma, los Clippers apretaron los dientes, sobrevivieron a duras penas al «Hack-a-Jordan» y firmaron un parcial de 9-0 para apretar de nuevo las cosas (87-88) a falta de 4 minutos, dejando un final de infarto.

Tras un tapón de Jordan a tiro de Duncan, Paul no falló desde la personal (94-92) y tanto Belinelli como Griffin cometieron sendas pérdidas de balón imperdonables. Mills puso las tablas (94-94) y Paul, esta vez sí, erró su tiro sobre la bocina.

En la prórroga, unos Spurs sin el lesionado Tony Parker, sin Ginóbili -expulsado por personales- y con Duncan al límite -cinco faltas-, dieron primero (101-107) y cuando todo parecía resuelto, Paul anotó un triple y el aro escupió otro de Redick. Mills, desde la personal, decidió.

Ficha técnica:

107 – Los Angeles Clippers (24+23+27+20+13): Paul (21), Redick (16), Barnes (4), Griffin (29), Jordan (20) -cinco inicial-, Davis (-), Rivers (4), Crawford (11) y Turkoglu (2).

111 – San Antonio Spurs (28+24+25+17+17): Parker (1), Leonard (23), Green (9), Duncan (28), Splitter (2) -cinco inicial-, Ginóbili (9), Diaw (12), Joseph (-), Bonner (-), Belinelli (9) y Mills (18).

Árbitros: Crawford, Garretson y Wright. Expulsaron a Ginóbili por personales.

Incidencias: Partido de primera ronda en las eliminatorias por el título de la NBA, disputado en el Staples Center, de Los Ángeles, ante 19.482 espectadores. Lleno.