Minneapolis (EE.UU.), 16 dic (EFE).- El reserva Randy Foye dirigió el ataque con 19 puntos y los visitantes Nuggets de Denver vencieron por 100-112 a los Timberwolves de Minnesota.

Los Nuggets (11-14) se hicieron de su tercer triunfo consecutivo y se mantienen segundos en la División Noroeste, empatados con los Jazz de Utah (10-13), que tuvieron jornada de descanso.

Para los Nuggets fue su sexto triunfo en los últimos siete partidos, lo que les deja con una marca de 8-11 en partidos fuera de su campo.

El alero Kenneth Faried logró doble-doble de 19 puntos y 10 rebotes para el equipo de Denver, que también contó con el alero italiano Danilo Gallinari, que aportó 15 tantos.

Los Timberwolves (9-15), con tres derrotas seguidas permanecen últimos en la misma División en que juegan los Nuggets.

El equipo de Minnesota, que ha perdido siete de los últimos ocho partidos, tiene un registro de 3-10 en su campo del “Target Center”.

El alero Andrew Wiggins aportó 23 puntos como líder del equipo de Minnesota y tuvo el apoyo del reserva Zach LaVine, que consiguió 20 tantos, y del pívot Karl-Anthony Towns, que agregó 18.

El base español Ricky Rubio consiguió 13 tantos en 30 minutos de acción y se acercó al doble-doble al entregar nueve pases de anotación.

Rubio encestó 3 de 6 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples, 5 de 6 desde la línea de personal y logró cuatro rebotes.

Ficha técnica

100 – Minnesotta Timberwolves (24+25+31+20): Martin (2), Rubio (13), Towns (18), Wiggins (23), Garnett (6) -cinco inicial-, Bjelica (2), Dieng (4), LaVine (20), Prince (2), Muhammad (3), Rudez (-), Payne (5) y Miller (2).

112 – Denver Nuggets (27+36+29+20): Harris (4), Nelson (10), Lauvergne (11), Gallinari (15), Faried (19) -cinco inicial-, Arthur (6), Foye (19), Barton (14), Jokic (6), Papanikolau (8) y Miller (-).

Árbitros: Ken Mauer, Eric Lewis y Marat Kogut. No señalaron faltas técnicas. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA que se disputó en el Target Center, en Minneapolis, ante 11.323 espectadores.