Raleigh.- Nueve selecciones sudamericanas inician esta semana la disputa de los cuatro boletos y medio para el Mundial de 2014 en una competencia que promete ser más pareja que nunca, a pesar del favoritismo de Uruguay, Argentina, Chile y Paraguay, y la ausencia de Brasil, clasificado como anfitrión.

El equipo uruguayo, campeón de la Copa América 2011 y cuarto en el Mundial de 2010, es el que llega a la cita con mejor rendimiento producto de la continuidad y solidez del proyecto que comenzó en el 2006 el maestro Óscar Washington Tabárez.

Nutrida por una generación excepcional de jugadores que son figuras en las principales ligas del mundo, “La Celeste” no debería tener problemas para clasificar, aunque en la anterior Eliminatoria quedó quinta y llegó a Sudáfrica vía repechaje.

Hoy, Uruguay muestra un rendimiento superior al de las otras selecciones del área y tiene una sólida base sustentada en la seguridad de una defensa liderada por Diego Lugano, la explosión y versatilidad de sus laterales volantes Maxi y Alvaro Pereira, y la jerarquía y eficacia de sus atacantes Diego Forlán, Luis Suárez y Edinson Cavani.

Junto a Uruguay, Chile muestra también un nivel superlativo aunque los resultados no han acompañado al técnico Claudio Borgui, continuador del exitoso ciclo de Marcelo Bielsa que terminó en Sudáfrica.

En la Copa América, “La Roja” se quedó en cuartos de final al caer ante Venezuela, y en sus últimos dos amistosos perdió ante España (3-2) y México (1-0), pero en todos los casos hizo méritos para llevarse una victoria por lo que el principal reto de Borghi en la Eliminatoria será hacer más contundente el buen futbol que produce su equipo, una tarea que se complica por la ausencia del virtuoso  Alexis Sánchez, lesionado.

Tres nuevos técnicos

Tres selecciones llegan con técnico nuevo después de la Copa América, lo que supone un giro en su estilo de juego: Argentina, con Alejandro Sabella que suplió a Sergio Batista; Paraguay, con Francisco “Chiqui” Arce en lugar de Gerardo Martino; y Colombia, con Leonel Álvarez por Hernán Darío Gomez.

Tácticamente podemos esperar más de Argentina, porque Sabella es más versátil que Batista en ese aspecto y ya anunció que planteará los partidos “de acuerdo a los rivales”.

De hecho, en las victorias sobre Venezuela (1-0) y Nigeria (3-1), en los dos amistosos previos, el equipo se paró diferente en cada ocasión, destacando la apuesta por Gonzalo Higuaín como “9” en lugar de Messi, que jugará más suelto.

Sabella, además, se decantó por Rodrigo Palacio, del Génova de Italia, en lugar de Carlos Tévez. Tampoco llamó a Javier Zanetti y Esteban Cambiasso, pero recuperó a Lucho Gonzalez (Marsella) en la volante.

En Paraguay, todo indica que con el “Chiqui” Arce veremos un equipo más explosivo que aquel cuadro “amarrete” del Tata Martino. De priorizar la marca y jugar con un solo delantero, la selección guaraní podría incluso pasar a un esquema de tres atacantes, con Roque Santa Cruz, Haedo Valdés y Óscar Cardozo.

El retorno del “Tacuara” ya le ha empezado a dar crédito a Arce, pues el goleador del Benfica marcó tres goles en los dos primeros partidos amistosos, victorias de 2-0 sobre Panamá y 3-0 ante Honduras.

Por la sorpresa

Por lo visto en la Copa América, Venezuela y Perú deberían estar en el pleito, al menos por el medio boleto para el repechaje, detrás de los cuatro favoritos ya señalados, y junto a Colombia y Ecuador.

Venezuela mostró la consolidación del buen trabajo iniciado por Richard Páez y continuado por quien fue su asistente, César Farías. La “Vinotinto” fue cuarta en el torneo con equipo donde destacaron los internacionales Gabriel Cichero, Oswaldo Vizcarrondo, Nicolás Fedor y Tomás Rincón.

Perú dio un salto cualitativo enorme con la llegada de Sergio Markarián al banquillo. El “Mago” hizo el milagro de recuperar a un equipo que terminó último en las pasadas Eliminatorias, con un equipo muy aplicado donde brillaron Juan Vargas y el goleador Paolo Guerrero.

Markarián tendrá ahora que resolver un rompecabezas para incluir a Jefferson Farfán y Claudio Pizarro -ausentes en la Copa América por lesión- sin desbalancear al equipo, por lo que se espera ver un Perú tácticamente distinto esta semana.

Ecuador, mundialista en 2002 y 2006, no llega en su mejor momento a la Eliminatoria. Quedó fuera de la Copa América en primera ronda, y no ha mostrado muchos progresos desde la llegada del técnico Reinaldo Rueda, a pesar de que cuenta con grandes jugadores como Antonio Valencia (Manchester United).

Bolivia, que tuvo un rendimiento irregular en la Copa América y no cuenta con un plantel muy rico, será de todos modos muy complicado para cualquiera, especialmente de local, donde cuenta con la complicidad de la altura de La Paz, una de las plazas más difíciles del área donde ya Argentina recibió una goleada.