El jugador de la selección española Nico Williams juega un balón ante Renato Steffen, de Suiza, durante el partido de la Liga de Naciones. EFE/Javier Belver

Las Rozas (Madrid), 25 sep (EFE).- Nico Williams cumplió con 20 años el sueño de debutar con la selección española, en La Rosaleda de Zaragoza ante Suiza, con el dorsal 20 a la espalda en una camiseta que ha guardado para su madre.

“Es una sensación indescriptible, todos los jugadores sueñan con este momento. El míster me ha dado la oportunidad que necesitaba, le estoy muy agradecido y ojalá pueda sumar más a la causa”, dijo a los medios de la Federación horas después de su estreno.

Nico le dedica todo a sus padres, que pasaron una larga travesía para llegar a España y dar una buena vida a sus hijos. “Se lo dedico a mis padres sobre todo, a mi familia entera. Merecen todo y más”.

“Estoy muy agradecido por todo lo que han hecho mis padres. Es vital, dan la fuerza y es lo que te empuja a ser mejor. Esta camiseta es para mi madre. Están muy contentos de que haya podido debutar con la absoluta, es el sueño de todos”, añadió.

En lo personal, Nico aprovecha su primera convocatoria con la absoluta para absorber conocimientos y crecer. “Estoy muy feliz de poder estar aquí, de aportar a la causa, muy contento de aprender de los mejores y espero que pueda tener más oportunidades”.

“Me encuentro muy bien con ellos, me han acogido muy bien. Hay chavales de mi edad, de mi generación, que me han hecho todo mucho más fácil”, sentenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *