Foto de archivo del estadio Salt Lake, en Calcuta (India). EFE/Piyal Adhikary

Nueva Delhi, 16 ago (EFE).- La decisión de la FIFA de suspender a la Federación India de Fútbol (AIFF) por “injerencia indebida por parte de terceros” ha causado una gran incertidumbre en el país asiático, que se preparaba para celebrar el Mundial sub-17 femenino de 2022.

La AIFF se encuentra intervenida desde el pasado mayo por el Tribunal Supremo indio, que nombró a un comité de tres miembros para gobernar la federación mientras esta organizaba unas elecciones internas y ajustaba su constitución a la legislación india.

Esta hoja de ruta se ha visto retrasada en múltiples ocasiones por la intercesión judicial a pesar de las advertencias de la FIFA, aunque la AIFF se disponía a celebrar unos comicios la semana próxima.

“Lo único que tiene que pasar ahora mismo es que las elecciones se celebren y se forme un nuevo organismo”, afirmó con cautela a Efe el director de un club de la Superliga de fútbol india (ISL), que pidió el anonimato.

“No es una prohibición, es una suspensión, así que tenemos que ver cómo reaccionan nuestra federación y el Gobierno”, aventuró, con la esperanza de que el asunto sea resuelto a tiempo.

La FIFA anunció ayer la suspensión “con efecto inmediato” de la AIFF.

“La suspensión se levantará una vez que se haya derogado la orden de establecer un comité de administración que asuma las funciones del comité ejecutivo de la AIFF y la administración de la federación recupere el control absoluto de su actividad diaria”, explicó la FIFA en un comunicado de prensa.

Debido a esta suspensión, el Mundial sub-17 femenino de 2022, previsto del 11 al 30 de octubre en la India, no podrá celebrarse en dicho país como estaba previsto, aunque la FIFA anunció que espera que “el caso todavía se pueda resolver con un desenlace positivo”.

La AIFF se encuentra actualmente gobernada por un comité de administración nombrado por el Supremo indio, consistente en un juez retirado del máximo órgano judicial del país, un comisario electoral y un antiguo capitán de un equipo de fútbol indio.

La federación acabó ante los tribunales porque su constitución no se ajustaba al Código Nacional de Deportes, y en noviembre de 2017 el Supremo ordenó la redacción de una nueva normativa para regular las elecciones y gobernar el cuerpo.

El Supremo ordenó el pasado 3 de agosto la celebración de unas elecciones pendientes desde hace 18 meses siguiendo un nuevo borrador de la constitución ya que estos comicios “no deberían ser retrasados más” ante la cercanía del Mundial sub-17 femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.