México, 21 jul (EFE).- El argentino Damián Álvarez, del Tigres mexicano, dijo hoy que su equipo tiene “todas” las posibilidades de ganar mañana al Internacional brasileño, en el duelo de vuelta de la Copa Libertadores 2015 y avanzar a la final.

Los felinos perdieron por 2-1 en el partido de ida en Brasil por lo que están obligados a la remontada.

“El partido tiene una magnitud especial, estar en semifinales es algo importante para la institución pero no queremos quedarnos en esta etapa”, dijo Álvarez en conferencia de prensa.

“Tenemos todas las posibilidades para ganar mañana y disputar la final de la Copa Libertadores, no pensamos en otra cosa que salir con todo y tratar de que el margen de error sea el menor posible para sacar el resultado”, añadió.

El argentino naturalizado mexicano comentó que el Tigres debe proponer el partido, ir adelante y meter en su portería al Inter de Porto Alegre.

“Su postura de local y de visitante es distinta. Internacional es un equipo que juega bien, no creo que tenga la necesidad de ir a buscar el resultado y puede tener un planteamiento reservado y aprovechar sus individualidades”, anticipó.

El exjugador del River Plate argentino mencionó que los Tigres no dejarán “nada al azar” y buscarán un gol rápido y sin desesperarse y descartó que el arbitraje sea un factor que pueda incidir en el resultado.

“Entramos a un partido sin pensar en cuestiones que puedan complicar el pase, juegas contra un equipo y tienes que demostrar que tienes que ser mejor en la cancha, pero no vamos a pensar en que puede haber algo que nos puede perjudicar (arbitraje)”, indicó.

Los felinos perdieron por 2-1 en la ida, en Brasil, y este miércoles jugarán en casa y para meterse a la final deben ganar por 1-0 o por más de dos goles de diferencia, pero si ganan por 2-1 el partido se irá a la prórroga.

El ganador de la serie se enfrentará con el vencedor de duelo entre el River Plate argentino y el Guaraní paraguayo. En la ida la formación argentina se impuso por 2-0 en Buenos Aires.