México.– Los cinco jugadores separados del Tri durante la Copa Oro por haber dado positivo en un control antidopaje, serán absueltos por la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol.

El portero Guillermo Ochoa, los defensas Javier Rodríguez y Edgar Dueñas, y los mediocampistas Antonio Naelson ‘Sinha’ y Christian Bermúdez, dieron positivo en un control antidopaje previo a la competencia, por haber consumido carne contaminada con la sustancia clembuterol.

La Comisión Disciplinaria resolvió que los jugadores no fueron responsables de dicho consumo, según un documento hecho público por el diario “Record”.

“El hecho de que los alimentos que fueron proporcionados estuvieran contaminados con clembuterol, sale de su control”, dice el informe de la Comisión. “Se puede afirmar que no existe conducta culpable o negligente por parte de los jugadores”, agrega.

El médico en jefe de la FIFA, Jiri Kvorac, declaró en México que no hay evidencias de un cosumo deliberado, al revelar que se encontraron trazos de clembuteron en otros cuatro jugadores.

“Queda claro que hay contaminación de la carne en México, en conclusión, no hay indicación alguna de un dopaje sistemático”, dijo Kvorak.

Los otros cuatro aludidos fueron Gerardo Torrado, Ángel Reyna, Ricardo Osorio y Jonathan Orozco, según “Record”.