All-Stars vs Liga MX Nani (C) del MLS All-Stars se enfrenta al portero, Nahuel Guzman (i) de la Liga MX en el juego de la MLS entre All-Stars y Liga MX en el Banc of California stadium en Los Angeles, California. EFE/ARMANDO ARORIZO

Los Angeles (EE.UU.), 26 ago (EFE).- Los jugadores de México que participaron en el Partido de las Estrellas de la Liga Profesional de Fútbol (MLS) de Estados Unidos contra la de la Liga MX aseguraron que la derrota en la tanda de penaltis por 2-3, después de haber concluido el partido empatado a 1, no significa nada.

Aunque reiteraron que nunca habían dicho que se trataba de un partido de exhibición, la realidad es que al final así fue, aunque aseguran que compitieron al máximo, a pesar que se dieron 32 cambios a lo largo del encuentro.

El arquero argentino Nahuel Guzmán, que le tocó protagonizar los penaltis, sin que parase ninguno, por dos del estadounidense Matt Turner, destacó que salieron a ganar, pero al final los jugadores de la MLS supieron definir mejor.

Guzmán dijo que para nada por un partido como el jugado se podía cuestionar la clase y el valor de la Liga MX y fue categórico al señalar que eso era algo que tendrían que analizar los «periodistas».

«Dijimos que veníamos a competir, luchar y buscar el triunfo no a demostrar nada, luego las cosas no se dieron y el triunfo fue para ellos porque estuvieron mejor en los penales», comentó el arquero de los Tigres de la UANL en rueda de prensa posterior al partido.

Guzmán dijo que todo el mundo sabe lo que sucede en los penaltis, influyen muchos factores, y la MLS tuvieron a Turner como el que les hizo dos paradas, a tiros de Rogelio Funes Mori y Salvador Reyes que cambiaron la historia del partido, además del que también falló Erik Lira, mediocampista de los Pumas de la UNAM, que mandó el balón por encima del larguero.

«En un partido que se puso entretenido, intenso, con diferentes cambios en la estrategia, ambos tuvimos oportunidades. No se dio, Turner tuvo una buena noche en los penales y ya, de ahí en adelante, la novela la producen ustedes (prensa)», argumentó Gúzman. «El resultado nos dejó un sabor amargo de boca, pero la experiencia fue buena».