Buenos Aires, 6 jul (EFE).- El zaguero argentino Ezequiel Garay dijo hoy que no sienten “frustración” y que hay que estar “orgullosos” del seleccionado argentino a pesar de la derrota por penaltis en la final de la Copa América de Chile, ante los locales.

“Tenemos mucha bronca pero tenemos que estar orgullosos de esta selección. Nosotros no sentimos frustración, no es fácil llegar en menos de un año a dos finales”, dijo Garay a la prensa local antes de partir hacia Rusia para sumarse al Zenit de San Petersburgo.

Garay fue titular en el equipo hasta los cuartos de final, pero se perdió la semifinal y la final por un cuadro de gastroenteritis y su lugar fue ocupado por Martín Demichelis.

“Sabemos que nos faltó el último pasito, pero tenemos que confiar en este proyecto y jugadores. Sabemos que nos van a dar una satisfacción en algún momento”, agregó.

El seleccionado argentino fue superado por penaltis por Chile, tras empatar sin goles en el tiempo reglamentario, en la final de la Copa América disputada el pasado 4 de julio.

“Ningún partido es igual a otro y todos son difíciles, más una final, pero tenemos que estar tranquilos que dimos todo por esta camiseta y defendimos los colores como debimos hacerlo”, concluyó Garay.