Brasilia, 16 jul (EFE).- El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, expresó hoy en Brasilia su «profundo dolor» por la muerte de su compatriota, el exfutbolista Alcides Edgardo Ghiggia, último superviviente de ‘el Maracanazo’.

Vázquez consideró una «ironía de la vida» que Ghiggia falleciera justo en el día en el que se cumplen 65 años de la gesta del Maracanazo.

«Ironías que tiene la vida. Hoy estamos en una fecha en la que tenemos que festejar y en estas horas se cambia el festejo por el dolor», afirmó Vázquez a su llegada a Brasilia, donde mañana participa en la cumbre semestral del Mercosur.

Vázquez transmitió sus condolencias al pueblo uruguayo y a la familia de Ghiggia, autor del gol que dio a Uruguay el segundo Mundial de su historia, en 1950.

En el Mundial celebrado en Brasil, los charrúas alzaron el título tras superar al anfitrión por 2-1 en el estadio de Maracaná, en Río de Janeiro, hazaña conocida desde entonces como ‘el Maracanazo.