Redacción deportes, 3 nov (EFE).- El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, aseguró hoy, tras el empate sin goles con el Astana, que no tiene “ningún reproche” a su conjunto, porque el equipo “hizo todo”, ya que tuvo “actitud, trabajo, solidez defensiva” y creó “ocasiones” durante el partido de este martes.

“El partido fue interesante. Fue lo que esperábamos, un partido duro y difícil contra un equipo bien entrenado que sobre todo de local se hace fuerte y trabaja muy bien. Hicimos un partido correcto. No tengo ningún reproche para el equipo. Al contrario. Venimos mejorando desde nuestra solidez y en la paciencia necesaria que nos permite esperar que finalicemos mejor situaciones que tenemos por delante en ataque”, valoró en rueda de prensa en Astana.

“Lo dije en el Calderón, que el partido éste iba a ser diferente al que vimos allí. Había visto sus partidos de local y no me ha sorprendido absolutamente. Nosotros estuvimos a la altura de la intensidad y creamos tres o cuatro situaciones importantes para poder marcar, no nos crearon ocasiones y nos vamos con la sensación de que pudimos haber ganado, pero que nos quedamos con un punto y la expectativa que conlleva esto de acá al final de la fase”, añadió.

Simeone le dio “valor” también a “cómo se paró el Astana” para cerrar al Atlético y destacó el “partido muy, pero muy bueno” de Saúl Ñíguez y el crecimiento de Koke Resurrección a partir del “minuto 25”, al tiempo que resaltó que cuando su equipo encontraba al francés Antoine Griezmann “algo sucedía”.

“Está claro que las situaciones estuvieron. En el fútbol, uno busca tener actitud, trabajo, una solidez defensiva y sobre todo crear ocasiones. El equipo hizo todo. Después, al no hacer gol, se abren las posibilidades de opinar varias cosas”, continuó.

“El empate nos queda con un sabor amargo debido a las situaciones de gol que tuvimos y al partido que hicimos (…) Está claro que estuvimos cerca, pero no llegamos al objetivo que era ganar el partido, claramente”, prosiguió Simeone, que apuntó que “cuando uno genera situaciones de gol, es el camino para que el gol llegue”.

“Nosotros confiamos absolutamente en los delanteros que tenemos y en esto hay que no perder el camino. Creo que el equipo está trabajando bien. Los últimos tres partidos nos han pateado muy poco al arco, el equipo ha trabajado con mucha intensidad, ha sido equilibrado, ha sido sólido y ha tenido muchas situaciones”, dijo.

“Creo que el camino es este. Está claro que si observas de qué manera se puede mejorar es en tener más situaciones para que los delanteros tengan la posibilidad de verse más cercanos al arco. Y en eso trabajaremos. Siempre hemos tenido gente que hizo gol, Falcao, Costa, Villa, Mandzukic mismo, y no será la excepción este año”.