Belgrado, 3 may (EFE).- La admisión hoy de Kosovo como miembro de la UEFA constituye, según Serbia, una violación de los estatutos de ese organismo, por lo que el gobierno serbio ha decidido recurrir esa decisión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

La federación de fútbol serbia presentará un recurso ante el TAS, anunciaron hoy el director de la Oficina para Kosovo del Gobierno de Serbia, Marko Djuric, y el Ministro de la Juventud y Deportes, Vanja Udovicic.

Con esta decisión “han sido pisoteados el derecho y el estatuto de la UEFA y el deporte ha sido puesto en función de la política”, indicaron Djuric y Udovicic en una rueda de prensa en Belgrado, informó la agencia de noticias serbia Tanjug.

El presidente de la federación de fútbol serbia, Tomislav Karadzic, insistió desde Budapest, donde se celebró el 40 congreso anual de la UEFA, que ésta no debió de ninguna forma “sucumbir ante las presiones políticas”.

“Ese paso provoca muchas incertidumbres, sobre cómo reaccionarán los países que no han reconocido el estado autoproclamado o cómo organizar los partidos, según qué protocolo, con qué insignias”, señaló Karadzic.

Añadió que “la política ha asestado un golpe al fútbol que puede dejar unas consecuencias duraderas e imprevisibles para el juego y para la misma organización”.

El ministro de Exteriores serbio, Ivica Dacic, y otros representantes políticos del país también criticaron hoy la admisión de Kosovo.

“La admisión de Kosovo en la UEFA es otra advertencia contra el hecho de que vivimos en el mundo del interés y la política, y no de la justicia y el derecho”, dijo Dacic.

“En el caso de Kosovo se viola incluso el estatuto de la UEFA, solo para que sean realizadas las promesas de los patrocinadores de la independencia de Kosovo”, agregó.

Reiteró que Serbia no reconocerá la independencia de Kosovo, proclamada unilateralmente en 2008 por la mayoría albanesa de esa antigua provincia serbia y reconocida por más de 100 países, aunque no por Rusia ni por España, Rumanía, Eslovaquia, Grecia y Chipre.

Serbia se resistió hasta el final a la inclusión de Kosovo en la UEFA, aunque al final 28 países votaron a favor, 24 en contra y dos se abstuvieron en la votación celebrada hoy en Budapest.

Con la entrada en la UEFA, Kosovo espera convertirse también en miembro de la FIFA.