Madrid, 8 nov (EFE).- Los «pinchazos» de los colíderes ingleses Manchester City y Arsenal, que deja todo igual en lo más alto, una nueva derrota del Chelsea de Jose Mourinho, las goleadas del PSG y del Bayern Múnich, y el KO del Real Madrid en Sevilla que pone líder al Barcelona, marcan un fin en Europa con derbis y algún clásico.

La Premier tuvo emoción en la zona más alta, pero al final todo sigue igual. Y es que el Manchester City del chileno Manuel Pellegrini, a primera hora de la tarde dominical, no pasó del empate sin goles en su visita al colista Aston Villa (nueve derrotas y un sólo triunfo en las 12 jornadas).

El liderato estaba, pues, a expensas de cuanto hiciese en casa el Arsenal con el Tottenham, en el conocido como «derbi del norte de Londres». El triunfo permitía a los locales liderar en solitario, con dos puntos de ventaja sobre el City. Pero tampoco pasó del empate (1-1), y gracias, el equipo del técnico francés Arsene Wenger y del goleador chileno Alexis Sánchez.

El Tottenham, del técnico argentino Mauricio Pochettino, dominó al rival en la primera mitad y se adelantó en el marcador con un gol de Harry Kane. Pudo llegar el segundo tanto visitante, pero lo evitó el meta local checo Petr Cech.

Llegaría la igualad por medio de Kieran Gibbs (m.77) y, luego, fue el meta visitante francés Hugo Lloris quien salvó a su conjunto. Al final, reparto de puntos, y todo sigue igual: Manchester City y Arsenal, igualados en cabeza. Y, a un punto, el sorprendente Leicester, que ganó al Watford (2-1).

También ganó el Manchester United al West Brom (2-0), siendo cuarto a dos puntos de la cabeza.

Y como todo sigue igual, pues también perdió el Chelsea de Mourinho. Lo hizo en casa del Stoke (1-0), en lo que es su cuarta derrota en los último cinco partidos ligueros (el otro firmó un empate). El aún vigente campeón es decimosexto, con 11 puntos, a 15 de la cabeza pero a sólo tres del descenso.

En España hay cambio de líder, que ahora es el Barcelona en solitario. El Real Madrid de Rafa Benítez sufrió su primer KO de la temporada y lo hizo en casa de un Sevilla (3-2) que empezó perdiendo pero que reaccionó y remontó a base de un buen fútbol que puso entre las cuerdas a su ilustre visitante.

Y eso que el conjunto madridista inicio dando muy buenas sensaciones: dominando, controlando, y adelantándose con una bella chilena de Sergio Ramos (m.22), que seguidamente tuvo que retirarse tras recaer de su lesión en un hombro. Pero perdonando al rival.

Lo pagó caro un cuarto de hora después, cuando empató el conjunto sevillista, por medio del italiano Ciro Immobile; y, prácticamente, desde ahí sólo existió un equipo: el Sevilla, que con velocidad y trabajo desarboló a una desajustado equipo madridista.

Un Sevilla que, en la segunda mitad, con el argentino Éver Banega (m.61) y Fernando Llorente (m.74) pusieron un 3-1 que dejó muy tocado al Real Madrid. Pero, en los últimos segundos, maquilló el resultado el colombiano James Rodríguez, que había vuelto en el minuto 63, tras sesenta días de baja por lesión. Cristiano Ronaldo sigue demasiado ausente.

Antes el Barcelona, con Neymar estelar, se había desecho de un Villarreal que plantó cara durante una hora. Pero apareció el brasileño y lideró a su equipo con goles (m.60 y 85) y calidad. En medio, el uruguayo Luis Suárez, de penalti, había puesto el 2-0. Y ya lidera con tres puntos de ventaja sobre el Real Madrid, a falta de trece días para que ambos se midan en el Clásico.

El Atlético de Madrid recuperó la tercera plaza, con un gol sobre la bocina del francés Griezmann (m.93), que le dio los tres puntos caseros ante un Sporting Gijón (1-0) que rozó la sorpresa.

La Bundesliga mantiene su lógica: golea el todopoderoso líder, Bayern Múnich, es esta ocasión al Stuttgart (4-0, los cuatro tantos en la primera mitad); y triunfo de su inmediato perseguidor, el Borussia Dortmund ante el Schalke 04 (3-2), en el denominado «derbi del Ruhr.

Con ello, los mismos cinco puntos de ventaja en favor del conjunto muniqués, que en las doce jornadas que se llevan ha ganado once partidos y empatado uno. De seguir así, puede batir un nuevo récord de cantar el alirón con muchas jornadas por jugarse.

En Francia, triunfo con goleada, y casi sin forzar, del líder París Saint Germain sobre el penúltimo Toulouse (5-0), con dos tantos del sueco Zlatan Ibrahimovic y uno de los argentinos Ángel Di María y Lavezzi, y del brasileño Lucas. A diez puntos se mantiene el Lyon.

El Calcio mantiene el duelo en la cabeza, con Fiorentina e Inter de Milán igualados tras ganar ambos al Sampdoria (0-2) y al Torino (0-1), respectivamente. Los toscanos siguen líderes por la diferencia de goles.

Se vivió el derbi romano, con dominio y triunfo del Roma sobre el «odiado vecino» Lazio (2-0), lo que deja a los romanistas a un punto de los dos de arriba. La Juventus Turín, vigente campeón, sufrió pero ganó, con remontada, en Empoli (1-3) y está a 9 puntos de la cabeza.

Holanda vivió su Clásico en la duodécima jornada. Feyenoord y Ajax empataron, en Rotterdam (1-1), lo que mantiene al conjunto visitante, de Frank de Boer, como líder de la competición. Eso sí, el PSV Eindhoven, que se impuso al Utrecht (3-1), reduce a dos puntos su desventaja sobre el conjunto de Amsterdam.

En Bélgica jornada redonda para el Oostende, que volvió al liderato tras ganar y ver como caían, en casa, el Gent y, a domicilio, el Anderlecht.

El Olympiacos mantiene sus ocho puntos de ventaja al frente de la liga griega; en Rusia el CSKA Moscú, tras caer ante el Krasnodar, ve reducirse a seis puntos su ventaja como líder sobre el Rostov; y, en Turquía, sigue dominando el Besiktas, con dos puntos de ventaja sobre el Fenerbahce, tras ganar ambos.