Panamá, 3 jun (EFE).- Cientos de panameños, divididos entre el Real Madrid y el Juventus, llenaron hoy los principales restaurantes, hoteles y bares de Panamá para seguir la final de la Liga de Campeones.

La mayoría de los bares y restaurantes exhibían ofertas de precios en sus productos para atraer a los aficionados que lucían, orgullosos, las camisetas de ambos equipos.

Incluso en un complejo de canchas de fútbol sala sacrificaron una para acomodar una pantalla gigante y el terreno quedó lleno de aficionados para observar el cotejo, que se celebró en el Millenium Stadium de la ciudad galesa de Cardiff.

Los aficionados madridistas se desgañitaron gritando los cuatro goles que le anotó a un Juventus que se descuadernó en el terreno de juego durante el segundo tiempo, así como con aplausos y las manos sobre la cabeza.