Londres, 23 ene (EFE).- Los aficionados presentes este sábado en el estadio de Old Trafford despidieron al entrenador holandés Louis van Gaal con una sonora pitada tras la derrota a manos del Southampton por 0-1.

Gran parte de los hinchas que acudieron hoy al ‘Teatro de los sueños’ abuchearon al técnico y a los jugadores mientras éstos enfilaban el túnel de vestuarios.

«Tienen razón (los aficionados por pitar), eso no lo puedo negar. Yo también he visto el partido. Pero, para bien o para mal, tenemos que seguir peleando todos juntos», dijo Van Gaal tras en rueda de prensa tras el encuentro.

«Estamos trabajando duro, pero hemos sufrido muchas lesiones y contratiempos, y eso no lo puedes cambiar», agregó el preparador holandés.

«Las expectativas en este club son muy altas, y eso genera mucha presión a los jugadores», sostuvo.

Después de la derrota de este sábado, el United se mantiene en quinta posición en la Premier League, a cinco puntos del Tottenham Hotspur, último equipo en puestos de Liga de Campeones, y a diez del líder, el Leicester.