Madrid, 25 abr (EFE).- El portero esloveno del Atlético de Madrid, Jan Oblak, y el guardameta alemán del Bayern Múnich, Manuel Neuer, protagonizarán el próximo miércoles en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones el primer acto del duelo entre los dos porteros más seguros de Europa.

En una eliminatoria entre el conjunto menos goleado de la Liga de Campeones -el Atlético solo ha recibido cinco dianas, igual que su vecino, el Real Madrid- y el que más anota -el Bayern ha logrado 28 dianas, casi tres por encuentro-, el duelo de porteros se plantea como uno de los más relevantes del emparejamiento.

Ambos lideran las clasificaciones de porteros de sus respectivas ligas: Neuer ha recibido 14 tantos en 31 partidos de la Bundesliga y Oblak 16 en 35 encuentros de la Liga española. Una media de más de 180 minutos sin encajar en ambos casos, el equivalente a dos partidos.

Los dos acreditan más de una veintena de encuentros sin recibir gol esta temporada: Oblak 28 (22 en la Liga y seis en la Liga de Campeones) y 24 Neuer (20 en la Bundesliga y cuatro en la Champions). El alemán, campeón europeo de clubes con el Bayern y Mundial con Alemania, fue elegido en la terna de los candidatos al Balón de Oro 2014; el esloveno es, a sus 23 años, uno de los metas con más proyección del continente.

Oblak defiende el arco del Atlético con una seguridad y madurez impropias para su edad y ha conseguido hacer olvidar al belga Thibaut Courtois, santo y seña del club durante las tres temporadas en las que estuvo cedido por el Chelsea inglés, al que regresó hace dos campañas.

Tras un comienzo dubitativo la pasada campaña, marcado por una lesión nada más llegar al club rojiblanco procedente del Benfica portugués -una salida no exenta de polémica, ya que el meta llegó a dejar de entrenarse para forzar el pase- y por un debut desafortunado ante el Olympiacos griego con derrota 3-2; el esloveno aprovechó la lesión de su compañero Miguel Ángel Moyá en la vuelta de octavos de la Champions del año pasado ante el Bayer Leverkusen para detener un penalti y agarrar la titularidad. Ya no la soltó.

En esta temporada, el guardameta esloveno ya ha superado el récord de partidos imbatido en Liga del añorado ‘Tibu’ Courtois, con 22 encuentros sin encajar gol. El Calderón ya lo considera su nuevo ídolo y desde la temporada pasada versionó una conocida rumba, que dice “cada día te quiero más” y a la que añadió su nombre. El club amplió su contrato el pasado mes de febrero hasta 2021.

“No es sólo mi trabajo, sino de todo el equipo que juguemos bien, defendamos bien y encajemos los menos goles posibles. Trabajamos duro, intentamos siempre ganar y al final esperamos conseguir lo que queremos”, aseguró Oblak cuando fue anunciada su ampliación de contrato.

Por el lado teutón, Manuel Neuer se ha convertido, sin discusiones, en la principal referencia para los porteros del continente. Establecido en la portería del Bayern Múnich desde 2011, cuando salió del Schalke 04 donde se formó, con la escuadra bávara ha ganado una Liga de Campeones (2013), la Supercopa y el Mundial de Clubes, además de tres Bundesligas -y tiene la cuarta prácticamente asegurada-, dos Copas y una Supercopa alemana.

Neuer cuenta, además, con el gran éxito internacional del Mundial de Brasil 2014, que conquistó con la selección alemana, el año en el que fue nominado al Balón de Oro, en el que quedó tercero en la votación, tras el portugués Cristiano Ronaldo y el argentino Lionel Messi. Desde 2006, con el italiano Gianluigi Buffon, no había un guardameta nominado a esta distinción individual.

El guardameta de Gelsenkirchen también ha visto ampliado su contrato hasta el año 2021 este mes. Su mayor gusto por el riesgo y el juego con los pies -que también le ha jugado alguna mala pasada- marca la diferencia respecto a Oblak, un portero más austero en cuanto a sus intervenciones.

El duelo entre estos dos guardametas de excelencia, será clave para definir si el Atlético venga la derrota de la final de la Copa de Europa de 1974, o si el Bayern Múnich vuelve a una final europea tres años después de ganar su última ‘orejona’.

Miguel Ángel Moreno