Quito, 9 may (EFE).- La juez de Ecuador que investiga el caso «Ecuafutbol», sobre supuesto lavado de activos, decidió hoy llamar a juicio al expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) Luis Chiriboga, así como a los exdirigentes Hugo M. y Pedro V, extesorero y excontador de la entidad, respectivamente.

Chiriboga y Pedro V. serán juzgados como supuestos coautores de un delito de lavado de activos y Hugo M. como supuesto autor del mismo delito, informó en Twitter la Fiscalía General del Estado, que había solicitado la apertura de juicio para los tres.

Pero el juicio queda en suspenso para Hugo M. y Pedro V. al estar prófugos, acordó la jueza Ana Lucía Cevallos, que solicitó la incautación de bienes y dinero de las cuentas bancarias de ambos y también decretó la incautación de un vehículo y un inmueble propiedad de Chiriboga.

Además, decidió que el expresidente de la federación siga en situación de arresto domiciliario por pertenecer a la tercera edad.

Durante la audiencia de sustentación del caso, la pasada semana, la fiscal Diana Salazar señaló que Chiriboga habría firmado 47 cartas de autorización de egresos por 16 millones de dólares sin sustento legal.

También sostuvo que se detectaron varias cuentas bancarias de la FEF «con movimientos irregulares» no justificados ante los organismos de control, como el Servicio de Rentas Internas (SRI).

Salazar, según informó entonces la Fiscalía, mencionó que una auditoría realizada a la FEF en 2014 reveló que «existieron desvíos de fondos» y que en transferencias al exterior «no se aplicaron las normas internacionales para justificar los fondos».

La Fiscalía presentó informes de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) en los que «consta que Luis Ch. registra ingresos que sobrepasan los 700.000 dólares y mantiene activos en una empresa por más de un millón de dólares».

Uno de los abogados de Chiriboga, Mauricio Garrido, en declaraciones a la televisión Ecuavisa, dijo hoy que la decisión de la juez de llamar a juicio a su cliente no le sorprendió.

«Realmente evidencia una vez mas que desde un inicio este juzgamiento ha sido un show, ha sido un circo», declaró. Otro letrado, Juan Carlos Machuca, subrayó que «mientras no se destruya ese principio constitucional de inocencia» Chiriboga «es inocente».

La fiscal del caso comentó que los defensores «no presentaron ninguna documentación que pueda rebatir la posición de la fiscalía».

«Han insultado a los oficiales, han insultado a los peritos, esa fue la defensa presentada por ellos», agregó Diana Salazar.

Sobre el extesorero y el excontador, la fiscal argumentó en marzo, cuando la juez dictó orden de prisión preventiva contra ellos, que ambos tenían «conocimiento de lo que ocurría con los movimientos económicos inusuales e injustificados. Incluso en las cuentas de la FEF en cuatro entidades bancarias nacionales aparece como firma autorizada la de Hugo M.», sostuvo.

Salazar sostuvo que Pedro V., «a la par de sus funciones en la FEF, llevaba la contabilidad de dos empresas que tendrían relación con Luis Ch., presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol» y agregó que estas empresas «recibían cheques girados a nombre de Luis Ch. y Vinicio L., coordinador de selecciones».

En el mismo caso, la pasada semana, el exjefe de logística la selección Vinicio Luna fue condenado a un año de prisión y al pago de una multa de 64.800 dólares por un delito de lavado de activos.

Vinicio Luna aceptó los cargos, tras no haber podido justificar la procedencia de un vehículo y una motocicleta valoradas en 32.400 dólares, según el Ministerio Público.

Luna deberá cumplir la condena hasta diciembre próximo, pues se encontraba en la cárcel desde hace cuatro meses. También la pasada semana, la juez ratificó el estado de inocencia del exsecretario de la FEF Francisco Acosta al no ser acusado por la Fiscalía.