Londres, 9 ene (EFE).- El atacante del Tottenham Hotspur, Erik Lamela, aseguró que en el vestuario están muy contentos con Christian Eriksen y que por ahora sigue con ellos y es en lo que se tienen que centrar.

En las últimas semanas, medios españoles y británicos han especulado sobre una posible salida del centrocampista danés con destino al Real Madrid o al Barcelona, ante lo que Lamela admitió no saber nada, pero recalcó que es un jugador “muy importante” para ellos y un “gran” compañero.

Pese a que jugadores como Eriksen, que acaba contrato en 2020, aún no ha renovado, Lamela explicó ante los medios que el ambiente en el vestuario es muy bueno y que todos tiran “para el mismo lado” y dan “el máximo”.

Respecto a su equipo, el Tottenham, Lamela reconoció que lo que le falta al proyecto de Mauricio Pochettino es un título, por lo que la Copa de la Liga, torneo en el que están en semifinales y cuentan con ventaja de 1-0 ante el Chelsea, puede ser la mejor opción para romper una sequía de títulos que se alarga desde 2008.