Madrid, 31 mar (EFE).- La necesidad del Villarreal de sumar la victoria en su sufrida lucha por la salvación se cruza en la cuenta atrás del Barcelona hacia un nuevo título liguero en una semana con doble jornada, que puede servir para alargarla o para dejar aún más sentenciada la corona azulgrana.

Y es que el sábado se escribirá el gran capítulo de este acelerón de LaLiga en el Camp Nou con el duelo entre el conjunto de Ernesto Valverde y el Atlético de Diego Pablo Simeone.

Diez puntos separan a ambos equipos. Si estas dos jornadas sonrieran a los rojiblancos habría Liga y si ocurriera lo contrario, o se mantuvieran firmes todo continuaría igual y se seguirían descontando las fechas para saber cuándo el Barcelona se proclama matemáticamente campeón.

Aunque hace once años que el Villarreal no gana al conjunto catalán, la salida al estadio de La Cerámica es sobre el papel de las más complicadas que les quedan a los pupilos de Valverde por esa necesidad del ‘submarino amarillo’ y por la teórica capacidad y calidad de su plantilla.

El equipo de Javi Calleja, que dejó escapar un 0-2 ante el Celta, su perseguidor, este pasado fin de semana, marca la salvación, con tan solo un punto de margen sobre la escuadra viguesa.

Leo Messi, de nuevo el gran protagonista de esta Liga, acude en plena racha anotadora. Ya ha superado la treintena (31). Es el gran artífice de su equipo, que persigue su séptima victoria liguera consecutiva.

Sabrá cuando inicie el partido este martes el resultado del Atlético, que abre la trigésima jornada ante el Girona, rival de mal recuerdo. Fue su verdugo en la Copa del Rey. Además, nunca han vencido los rojiblancos a los gerundenses. Los seis partidos disputados por ambos han terminado en empate.

También tiene su necesidad el conjunto de Eusebio Sacristán. El descenso está a tan solo seis puntos y no puede fiarse, aunque donde mejor se maneja es en los desplazamientos, en los que ha sacado 22 puntos, diez más que en Montilivi.

Mestalla albergará el miércoles uno de los partidos estelares, todo un clásico entre el Valencia, lanzado hacia el objetivo de la Champions, y un Real Madrid que se presume que acudirá con su primera unidad tras presentar ante el colista Girona un once alternativo.

El equipo de Marcelino García Toral lleva once jornadas ligueras invicto y ya está tan solo a tres puntos de la cuarta plaza que ocupa el Getafe. Su motivación es un añadido a su momento de forma ante un equipo blanco que desde el regreso de Zinedine Zidane ha ganado sus dos partidos, ambos en el Santiago Bernabéu pero de forma más que discreta.

Para los madridistas, sin opciones al título, se trata de acabar la campaña lo mejor posible amarrando la Champions sin renunciar a acabar segundos, pero sobre todo de empezar a preparar la próxima campaña. Ateniendo a la costumbre de Zidane, volverán al once los habituales titulares que no estuvieron contra el Huesca.

El Getafe, que pese a perder el derbi ante el Leganés mantuvo la cuarta posición, visitará al Espanyol, cuyos tres últimos resultados adversos le han hecho volver a meterse en problemas.

Obligado a resarcirse de su derrota ante el Valencia, el Sevilla carece de margen de error si quiere seguir aspirando a esa cuarta posición. Volverá a jugar en el Ramón Sánchez Pizjuán, ahora contra el competitivo Alavés, el quinto clasificado, que le aventaja en un punto pero al que se le da muy mal el campo hispalense y además acude sin uno de sus mejores elementos en la medular, el capitán Manu García, que se perderá el encuentro por sanción.

La presión y las bajas -a la espera de conocer la evolución de los lesionados- son factores que corren en contra del equipo de Joaquín Caparrós, más ante un rival tan solvente y armado como el de Abelardo Fernández.

El Athletic ha entrado en el esprint final de la campaña en su mejor momento del curso, lo que le ha situado en condiciones de luchar por Europa. Recibirá a un Levante que tiene la zona roja demasiado cerca pero que ya se le atragantó al cuadro vizcaíno en la primera vuelta e incluso en el partido de la pasada campaña en San Mamés, en el que ganó por 1-3.

En el último encuentro de la jornada intersemanal, la Real Sociedad y el Betis dirimen un choque entre rivales directos que quieren demostrar que pueden luchar por las plazas europeas, de las que están cerca.

Sergio Canales, una de las referencias verdiblancas, se encontrará con uno de sus exequipos, y Mikel Oyarzábal, uno de los puntales del conjunto donostiarra, está en racha. Servido está el duelo de zurdos talentosos.

Eibar y Leganés pretenden dar un paso ya casi definitivo hacia la tranquilidad a costa del sufrimiento que están atravesando Rayo Vallecano, penúltimo, y Valladolid, decimosexto.

El conjunto vallecano, tras empatar ante el Betis en el reestreno de Paco Jémez, tiene cada vez menos tiempo para escapar de la quema. Tiene la salvación a cinco puntos y este envite en el difícil Ipurúa puede ser determinante.

El equipo de Sergio González, mientras, tiene tan solo dos puntos de margen sobre el Celta, que disputará el choque más dramático de la fecha en El Alcoraz ante el colista Huesca, cuyos síntomas de mejoría futbolística y fe en la permanencia no se corresponden con los resultados alcanzados.

– Programa de la 30ª jornada:

. Martes 2 abril:

19:30 Atlético de Madrid-Girona

20:30 Espanyol-Getafe

21:30 Villarreal-Barcelona

. Miércoles 3 abril:

19:30 Athletic-Levante

20:30 Eibar-Rayo Vallecano

20:30 Huesca-Celta

21:30 Valencia-Real Madrid

. Jueves 4 abril:

19:30 Sevilla-Alavés

20:30 Leganés-Valladolid

21:30 Real Sociedad-Betis.

(- GMT).