Santiago de Chile, 4 jul (EFE).- La final de la Copa América que enfrenta a Chile y a Argentina en el estadio Nacional de Santiago llegó al descanso sin goles.

Tras unos minutos iniciales de intensidad y mayor dominio local, aunque con alguna réplica del equipo argentino, el partido se estabilizó y las fuerzas se nivelaron.

En el minuto 29 el atacante argentino Ángel Di María se lesionó solo en una larga carrera con el balón y fue sustituido por Ezequiel Lavezzi.