Lisboa, 15 jul (EFE).- Los aficionados del Oporto se muestran confiados con la llegada al club de su principal fichaje, Iker Casillas, cuya larga experiencia en el Real Madrid y la selección deben llevar a los “dragones” a luchar por todos los títulos.

La bulliciosa hinchada del conjunto portugués respaldaba mayoritariamente la contratación del guardameta incluso desde antes que se hiciese oficial su traspaso, según puede comprobarse en las redes sociales, donde se cuentan por miles los comentarios a favor del portero español.

Otros, sin embargo, manifestaron opiniones menos optimistas, que alertan de su edad (34 años) y su rendimiento decreciente en las últimas temporadas, y que se unen a aquellas voces que lamentan que su incorporación condene al ostracismo al veterano meta brasileño Hélton, todo un símbolo del club.

Hélton, llegado al equipo en 2005 -con él el Oporto ganó siete Ligas Portuguesas, cuatro Copas de Portugal, seis Supercopas y una Europa League-, es muy querido por los seguidores blanquizaules debido además su condición de capitán.

“Iker es uno de los mejores porteros del mundo”, aseguró hoy en declaraciones a EFE Joao Lindo, un joven estudiante de la ciudad que se muestra ilusionado con su fichaje.

El ya excapitán del Real Madrid “va a dar muchos títulos al Oporto”, afirmó convencido, seguro de que Casillas recuperará el nivel exhibido durante sus mejores años en el club blanco.

“Casillas es un gran fichaje para el Oporto a nivel de marketing y también a nivel deportivo”, subrayó por su parte Francisco Henriques, quien a sus 21 años se declara fervoroso seguidor de los “dragones”.

Henriques destacó el impacto de su contratación en el plano de imagen y proyección internacional del club y recordó que en apenas un día una entrada sobre el guardameta en la página de Facebook del conjunto luso obtuvo 100.000 “Me gusta”.

“Habrá mucha gente que nos apoyará sólo porque Casillas está en el Oporto”, auguró el hincha, para quien su equipo es “el lugar perfecto para que Casillas recupere su ambición, su confianza y su garra”.

Frente a quienes recibieron con sorpresa la decisión del capitán de la selección española de optar por el fútbol luso, Carolina Soares, de 31 años, defendió la opción del guardameta.

“La contratación de Casillas es excelente para ambas partes, aunque principalmente para Iker, que sentirá de nuevo el placer de jugar al fútbol (…) Ha hecho muy bien en escoger el fútbol portugués y el Oporto, porque es un equipo acostumbrado a ganar títulos”, sostuvo.

En relación a quién será titular bajo los tres palos, ella no tiene ninguna duda: “Casillas jugará”, dice tajante por no poder imaginarse siquiera al español como suplente de Hélton o de su compatriota Andrés Fernández, de quien se especula que podría salir este verano.

Esta aficionada recordó que la campaña pasada “el mayor problema fue la portería” -ocupada durante casi toda la temporada por el brasileño Fabiano-, y afirmó que el mostoleño “ayudará mucho al Oporto” en este aspecto.

Iker Casillas, tras 25 temporadas en el Real Madrid y 16 de ellas en el primer equipo, fichó por el Oporto el pasado 11 de julio, club en el que firmó un contrato de dos años con opción a un tercero.

En su etapa en la primera plantilla del conjunto blanco, el mostoleño ganó tres Ligas de Campeones, cinco Ligas, dos Copas del Rey, un Mundial de Clubes, dos Intercontinentales, dos Supercopas de Europa y cuatro Supercopas de España.

A nivel internacional, el portero levantó un Mundial y dos Eurocopas con la absoluta; un Mundial Sub-20; una Eurocopa Sub-16 y una Meridian Cup.

A título personal, fue nombrado cinco veces mejor portero del mundo, recibió el guante de oro al mejor portero del Mundial, ganó un Trofeo Zamora, un Trofeo Bravo y estuvo incluido en el Once Mundial FIFA FIFPro en cinco ocasiones.

En esta nueva etapa en Portugal, el portero internacional español no llevará el número “1” que portó a las espaldas en el Real Madrid y lucirá el “12” en su dorsal con los ‘dragones’.