Tegucigalpa, 14 dic (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, destacó hoy la “hidalguía” del exgobernante Rafael Leonardo Callejas para someterse a la justicia de EE.UU., país al que viajó voluntariamente tras ser acusado de corrupción ligado al escándalo de la FIFA.

En una rueda de prensa en la Casa Presidencial, Hernández expresó su tristeza por la situación que atraviesa Callejas y su familia, pero reconoció “la hidalguía” del exgobernante, quien había sido solicitado en extradición por el Gobierno de Estados Unidos.

“Hay que reconocer la hidalguía de él, (porque) a pesar de lo que se le acusa, hubiese hecho una diferencia clara la decisión de la Corte Suprema de Justicia, a partir de que de allí en adelante pudo haber aplicado el tratado de extradición”, subrayó el gobernante hondureño.

Callejas, de 72 años, viajó este lunes en “un vuelo privado” a Nueva York, donde tiene previsto comparecer entre hoy y mañana martes ante un juez de esa ciudad estadounidense, dijo en Tegucigalpa su abogado defensor Tito Hernández.

El expresidente hondureño figura entre las 16 personas, 15 de ellas altos cargos y exdirectivos de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), acusados el pasado día 3 por la fiscal general estadounidense, Loretta Lynch, de “secuestrar” al deporte para enriquecerse durante 24 años.

Callejas está acusado de los delitos de “conspiración para lavar activos y conspiración para hacer operaciones bancarias”, y se entregó a las autoridades de Estados Unidos por recomendación de sus abogados en Honduras y en Estados Unidos para evitar “un proceso más largo” y su extradición a ese país, explicó su defensa.

El presidente Hernández señaló que la actitud de Callejas “debe valorarse”, ya que fue “algo de mucha hidalguía decir que iba a enfrentar a la justicia norteamericana”.

Expresó además su “solidaridad” con el exgobernante y su familia, y su deseo porque “la justicia sea lo que debe ser, eso es lo que esperamos del sistema norteamericano”.

Hernández aseguró que la decisión de Callejas, quien fue presidente de Honduras de 1990 a 1994 por el oficialista Partido Nacional, no tendrá ningún efecto en esa institución política.

El Partido Nacional es “una institución sólida, un instituto político que hoy por hoy a nivel de alcaldías, del Congreso Nacional, del mismo partido y a través del Poder Ejecutivo, estamos tratando de hacer lo que muchos no hicieron en el pasado, los que provocaron que Honduras cayera en este bache”, explicó.

Destacó además que el pueblo hondureño ve con “más esperanza” al Partido Nacional, porque sabe que “hoy estamos sembrando y que eventualmente vamos a cosechar, pero estamos sembrando, poniendo orden en el país”.

Callejas fue presidente de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth) hasta agosto pasado, cuando fue sustituido por Alfredo Hawit, uno de los vicepresidentes de la FIFA detenido el día 3 en Zúrich, Suiza, a donde había viajado para una reunión de esa Federación.

Hawit, quien además era presidente de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf), sigue detenido en Suiza.