La Paz, 5 jun (EFE).- La Fiscalía General de Bolivia ha citado hoy al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, que también es tesorero de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), a declarar en una investigación abierta por supuestos hechos de corrupción en la entidad boliviana.

El fiscal superior Iván Montellano dijo hoy a los medios en la ciudad boliviana de Sucre, sede de la Fiscalía General, que los citados son Chávez; el primer vicepresidente de la entidad, Fernando Humérez; el segundo vicepresidente, Jesús Justiniano, y el secretario general, Jorge Zambrano.

Según Montellano, la investigación en la FBF ha comenzado de forma provisional por la supuesta legitimación de ganancias ilícitas, delitos tributarios y «probables hechos de corrupción».

Chávez fue citado por la Fiscalía para las próximas horas de hoy, pero desde anoche se encuentra en Paraguay donde asiste a una reunión de la Conmebol.

Antes de partir hacia Asunción, el dirigente fue retenido por unos minutos por policías y agentes vestidos de civil en el aeropuerto de la ciudad de Santa Cruz, quienes después le dejaron ir porque no había una orden de aprehensión en su contra, según mostraron los medios.

Montellano señaló que la Fiscalía no tiene información oficial sobre dónde se encuentra Chávez por lo que de todas formas se emitió una citación para las próximas horas de hoy.

Según la FBF, Chávez volverá a Bolivia este sábado.

El ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, explicó que no hay una orden de arresto para Chávez y que anoche se le hizo una serie de preguntas de rutina referidas a su salida del país antes de presentarse a declarar ante la Fiscalía sobre varias denuncias.

Humérez y Justiniano deben presentarse el lunes y Zambrano el martes para declarar en la investigación de la Fiscalía.

El Consejo Superior de la Liga, presidido por Humérez, que agrupa a los equipos de la primera división, ya ha pedido el alejamiento temporal de Chávez del cargo mientras se aclaren las denuncias.

El Jefe de Estado de Bolivia, Evo Morales, también ha afirmado que tras la dimisión del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, el dirigente Carlos Chávez también debe renunciar porque su gestión en la institución «está cuestionada totalmente».

Chávez preside la FBF desde 2006 y fue reelegido dos veces, en 2010 y 2014, en medio de polémicas y disputas entre dirigentes.

Blatter fue reelegido presidente el pasado viernes 29 de mayo, dos días después de la detención de siete altos cargos de la FIFA en Suiza a petición de la justicia de Estados Unidos, que solicitó su extradición para juzgarlos por presunta corrupción.