Madrid, 11 sep (EFE).- El central internacional panameño Fidel Escobar, madridista confeso -el equipo de su «infancia»-, declaró a EFE que con su fichaje por el Alcorcón está «cumpliendo parte de un sueño jugando en la Liga española, dónde están los mejores del mundo».

Escobar (Ciudad de Panamá, 1995) firmó recientemente tres temporadas con el Alcorcón, hasta 2023, procedente del Sporting 89 San Miguelito. La pasada campaña jugó cedido en el Córdoba, de la Segunda B española, y anteriormente lo hizo en equipos de Panamá (San Miguelito, San Francisco), Portugal (Sporting de Lisboa B), Estados Unidos (NY Red Bulls) y México (Correcaminos).

P: ¿Qué tal los primeras semanas en Alcorcón?

R: Estas primeras semanas estoy muy contento, muy feliz. El equipo me ha acogido bien y la verdad es que me llena de motivación estar en este equipo.

P: ¿Está adaptado a la ciudad?

R: Entreno, voy a casa, salgo con algunos compañeros y poco a poco me voy encontrando más cómodo. Vivo a cinco minutos del estadio. De momento, mi familia está en Panamá y cuando se estabilice la situación para salir del país haremos los trámites para que vengan.

P: ¿Qué tiene el Alcorcón para firmar tres temporadas?

R: Creo que se han fijado en mí por el año que hice en el Córdoba. Me decidí porque me llamaron, se interesaron mucho y el proyecto me motivó. Lo pensé con mi agente, con la familia, y creímos que era lo mejor.

P: Ha jugado en Panamá, Portugal, Estados Unidos y México. Ligas muy diferentes

R: No tenia una estabilidad como para quedarme en un sitio y tampoco jugué mucho en Portugal y Estados Unidos. En México tuve un problema con el visado, llegué a entrenarme solo, y mi mejor temporada ha sido en Córdoba.

P: ¿Tenía claro que quería seguir en España?

R: Sí. Uno no quiere regresar a Panamá después de jugar a un buen nivel en España. Córdoba me motivó mucho, desde el estadio y el equipo hasta la ciudad. A mi familia le encantó. Queríamos quedarnos allí pero cuando llamó el Alcorcón vi que era un salto más para el profesionalismo y estar con los mejores en la elite del fútbol.

P: No es muy común que haya jugadores panameños en España. ¿Por qué?

R: No sabría decirlo porque en Panamá hay mucho talento y cada vez salen más jugadores con buenas cualidades. Creo que los que estamos fuera podemos abrir la puerta a otros jugadores para que vengan aquí.

P: Cuando era niño, ¿soñaba con estar en España?

R: Uno siempre sueña estar en España, en Europa. De pequeño veía grandes jugadores en la tele y creo que se está cumpliendo parte de mi sueño. Quiero estar muchos años en España.

P: ¿Qué le atrae de la Liga española?

R: Es muy competitiva. Aquí están los mejores del mundo.

P: ¿Ve el Alcorcón como un pasaporte para metas mayores?

R: No lo veo como un pasaporte. Todo pasa por hacer una buena temporada aquí, estar bien, feliz, contento. Sin eso no hay más allá.

P: ¿Qué equipos le gustan?

R: El Real Madrid. Es el equipo de mi infancia, de cuando era chico, y también de familia. El año pasado fui a Madrid cuando estaba en Córdoba y fuimos a visitar el Santiago Bernabéu.

P: ¿Qué objetivos tiene con el Alcorcón?

R: El objetivo es la permanencia, no hay que quitárselo de la cabeza, y hacer un buen torneo.

P: ¿Hay equipo para algo más?

R: Sí, me he encontrado un gran grupo. Han llegado jugadores jóvenes, otros veteranos que ya estaban, y noto que hay mucha motivación por parte de todos. Siempre vamos a dar todo hasta el final.

P: ¿Cuál ha sido su referente o el espejo en el que mirarse?

R: Mi padre, Fidel Escobar, que también fue futbolista y jugó en Panamá.

P: Estuvo en el Mundial de 2018. ¿Qué recuerda?

R: Cuando logramos la clasificación fue una emoción muy grande porque era histórico. Había visto grandes jugadores en esos campeonatos y estar con ellos fue una experiencia muy bonita. Además, pude ver lo que es un Mundial en cuanto a estructura. Fue una experiencia y una enseñanza muy grande.

P: Quedan dos años para el Mundial de Catar

P: El sueño esta ahí y ojalá podamos cumplirlo otra vez.

P: ¿Qué significa Dely Valdés para el fútbol panameño?

R: Es un gran jugador y uno de los ídolos del país. Lo tuve como entrenador en la selección y tengo muy buenos recuerdos de él.

P: Le apodan el ‘comandante’. ¿Por qué?

R: No sabría bien por qué es. Quizá por lo que hago en la selección y lo que represento, porque donde estoy siempre doy el alma y el corazón. Me llena de motivación ese apodo.

P: ¿Qué le falta al fútbol panameño para crecer más?

R: La enseñanza del Mundial nos tiene que llevar a tener mejores estructuras y organizarlo todo mejor. EFE

David Ramiro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *