San Petersburgo (Rusia), 23 abr (EFE).- El entrenador del Sevilla, Unai Emery, dijo este jueves tras la clasificación de su equipo para la semifinal de la Liga Europa que está «contento y orgulloso de los jugadores», quienes «han hecho disfrutar a toda la gente que está en la Feria».

Emery resaltó que el Zenit ruso «es un gran equipo que, naturalmente, no ha dado ninguna facilidad pero el Sevilla se ha sobrepuesto a unos momentos de sufrimiento y ha sabido asestar el golpe definitivo».

El técnico sevillista indicó que hay «dos formas de mirar el partido de Beto», su portero que hoy reaparecía, porque «es verdad que no ha estado bien en los goles pero luego ha hecho algunos paradones que han permitido que el equipo termine pasando».

Emery valoró «como una muestra de la comunión del equipo» el detalle que tuvieron sus futbolista, que se fueron a abrazar a Beto al final del partido e indicó que el meta luso «quizás no tiene todavía la seguridad de siempre debido a su actividad pero es un jugador de experiencia, muy importante para nosotros».

Sobre la lesión que le obligó a suplir al defensor argentino Nico Pareja en la primera mitad, el técnico vasco señaló que tiene «esperanzas de que no sea nada grave», como se puede «pensar después de la primera exploración pero todavía habrá que hacerle más pruebas».

Hay tres posibles rivales en semifinales, Nápoles, Fiorentina y Dnipro, pero a Emery le «da igual» porque «el bombo ha dado a tres equipazos desde los dieciseisavos», por lo que cree que «el equipo está preparado para afrontar lo que venga» y no cree que «en semifinales quede ningún rival suave».