Sevilla, 8 nov (EFE).- El entrenador del Sevilla FC, Unai Emery, ha comentado esta noche, después de la victoria por 3-2 ante el Real Madrid que «la necesidad de los puntos» les «ha unido independientemente del rival que estaba enfrente».

El técnico vasco ha relatado en la sala de prensa del Sánchez Pizjuán que ante equipos como el Real Madrid «no sufrir es difícil» pero que lograron superar esa fase y ahora está «satisfecho por los jugadores, el equipo, el club y la afición. Hay que vivir este momento hoy, pero aún faltan cosas».

Sobre su estado de ánimo después de las dos pasadas derrotas, ante el Villarreal en la Liga y ante el Manchester City en la ‘Champions’ y la victoria de hoy, Emery ha afirmado que «el entrenador desde el primer día que es entrenador sabe a lo que se expone».

«He navegado muchos años y la exigencia siempre ha ido a más. Nosotros analizamos las decisiones al margen del resultado para mejorar», ha apuntado el preparador vasco, quien ha subrayado que éste «es un equipo fuerte y la presión es sustituida por la autoexigencia».

Emery ha añadido que el pasado martes ante el City el centrocampista argentino Éver Banega quiso estar pese a que «su tobillo» no estaba bien del todo y que hoy «ha hecho un trabajo espectacular en el aspecto de trabajo, porque en el del toque del balón ya se conoce».

También se ha alegrado de los goles de Fernando Llorente y del italiano Ciro Immobile porque les da confianza y «abre el abanico de jugar con dos puntas, de otras opciones».

Emery, quien también ha destacado el partido del ucraniano Yevhen Konoplyanka, ha puntualizado que es bonito ganarle al Real Madrid pero que deben «tener la regularidad para ganarle también a Las Palmas, Eibar o Levante».