Madrid/Sevilla, 28 ago (EFE).- El Real Madrid, con una evidente falta de gol durante la pretemporada y también en el primer partido de Liga con el empate a cero en Gijón, espera recuperar la capacidad realizadora ante el Real Betis, un rival que llega al Santiago Bernabéu sin ninguna presión, lo que puede ser su mejor arma.

Nadie esperaba el arranque liguero sin gol del Real Madrid, pese a las pistas dejadas en los partidos de pretemporada. El estreno en El Molinón dejó un reguero de críticas de las que se defiende abiertamente Rafa Benítez, que defiende que su equipo no será defensivo y justifica que es el que más disparo a puerta de la primera jornada.

La realidad es que empató y está a dos puntos de distancia de sus grandes rivales por el título, Barcelona y Real Madrid, con un inicio de calendario que le era, teóricamente, favorecedor. En la segunda jornada se enfrenta de nuevo a un recién ascendido y la situación ya le deja en un momento para hablar con goles.

A la espera del cierre de mercado y la posible llegada del portero David De Gea, el Real Madrid ha dedicado la semana a dar salida a jugadores que iban a tener poco protagonismo esta temporada. Vendido Asier Illarramendi a la Real Sociedad y cedidos Fabio Coentrao al Mónaco y Lucas Silva al Olympique de Marsella, los que se han quedado son con los que cuenta Benítez, incluido el ruso Denis Cheryshev que ve como sus opciones de salir a Valencia o Villarreal se desvanecen.

Tras estudiar los fallos cometidos el técnico madridista hará retoques en su equipo. Volverá a la titularidad el colombiano James Rodríguez, cuya suplencia generó un debate que no entiende Benítez, más corto de forma por incorporarse más tarde su jugador. Insistirá en la posición del galés Gareth Bale en la media punta y espera los primeros goles del portugués Cristiano Ronaldo tras su pretemporada menos anotadora en el Real Madrid.

Se recupera a tiempo el francés Karim Benzema, que en principio será suplente al no tener el tono físico adecuado después de tres semanas de baja. En el once Carvajal y Pepe pueden sustituir al brasileño Danilo y el francés Varane, mientras que el ‘sacrificado’ en ataque sería Jesé Rodríguez.

Mientras, el equipo Real Betis de Pepe Mel inició su camino en la vuelta a la Liga BBVA con un empate en el Benito Villamarín ante el Villarreal (1-1), otro de los equipos llamados a estar en los puestos europeos de la tabla y al que le hizo sudar mucho para arrancar un punto.

El técnico madrileño y los suyos son conscientes de que la cita del estadio madridista es complicada por la grandeza de un rival que aspira a todo, pero salir sin complejos, con desparpajo y con un espíritu de lucha durante todo el partido es lo que le puede dar frutos.

Para este sábado sigue sin estar recuperado el centrocampista holandés Rafael Van der Vaart, uno de los refuerzos para la actual temporada que continúa con los trabajos de recuperación del esguince del tobillo derecho que padece desde la pretemporada.

El veterano internacional holandés se pierde así una de las fechas que tendría marcada esta campaña de su vuelta a la competición española al ser el Real Madrid uno de sus exequipos.

Mel, por contra, sí podrá contar con el centrocampista francés Didier Digard, otro de los refuerzos de este ejercicio y ausente también en el partido frente al Villarreal a causa de unas molestias en el gemelo de las que ya se ha recuperado.

Pese a ello, es posible que el equipo que salte de inicio al césped del Bernabéu sea el mismo que el del pasado domingo, por lo que el joven centrocampista Dani Ceballos, quien sigue sin renovar su contrato con el club sevillano, se quedaría otra vez en el banquillo.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, Isco; James, Bale y Cristiano Ronaldo.

Real Betis: Adán; Piccini, Pezzella, Bruno, Vargas; Cejudo, Xavi Torres, N’Diaye, Portillo; Jorge Molina y Rubén Castro.

Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández (Comité Las Palmas).

Estadio: Santiago Bernabéu.