Madrid, 8 may (EFE).- La fiesta de celebración del Leicester, la confirmación del título del Bayern Múnich, el alirón del PSV y del Celtic, y un Atlético de Madrid ya fuera de la lucha por un título en la Liga, que ya queda entre el Barcelona y el Real Madrid, marcaron un apasionante fin de semana en el Viejo Continente.

Las ligas europeas vivieron una jornada de pasión, festejos y emoción. Y es que están -en casi todas- ya a una sola jornada de la conclusión, por lo que llega el momento cumbre de la confirmación del campeón o de otros premios menos sonoros pero muy importantes: acceso a competiciones continentales, descenso de categoría.

Una de las ciudades más felices, sin duda, fue la de Leicester. Vivió en su King Power Stadium la fiesta de un título matemáticamente confirmado el último lunes, con el empate del Totteham en su visita al Chelsea (2-2). Pero el equipo, ya campeón, jugaba ante su afición y, por tanto, tocaba celebración. Y llegó el «éxtasis», tanto a los seguidores como a jugadores y técnicos.

Además, en los prolegómenos, por aquello de la «italianidad» del técnico Claudio Ranieri, el tenor Andrea Bocelli, luciendo una camiseta del Leicester con su nombre, elevó la emoción interpretando el «Nessun Dorma» (Turandot, de Giacomo Puccini) y «Con te partirò», uno de sus grandes éxitos.

La fiesta fue completa al batir al Everton (3-1), con dos tantos de su estrella Jamie Vardy, que volvía tras su suspensión y que, además, falló una pena máxima.

El Tottenham, pese a caer en casa ante el Southampon (1-2), se ha visto beneficiado del empate entre el Manchester City y el Arsenal (2-2), y mantiene la segunda plaza con dos puntos de ventaja en la Premier, cuando falta tan sólo una jornada para la conclusión.

La Bundesliga cumplió lo ya anunciado. El Bayern Múnich de Pep Guardiola, eliminado esta semana por el Atlético de Madrid en semifinales de la Liga de Campeones, se coronó este sábado campeón con una victoria a domicilio ante el Ingolstadt (1-2).

Además, el Borussia Dortmund, su perseguidor, cayó en terreno del Eintracht Franckfurt (1-0) y la ventaja del conjunto muniqués, a una jornada del final, es de ocho puntos. Es el cuarto título liguero consecutivo del Bayern, algo nunca visto en la Bundesliga, el vigésimo sexto en la historia del club.

La Liga ha visto descolgarse a uno en la lucha por el título. Ganaron el líder Barcelona y el, hasta hoy, tercero, Real Madrid. El Atlético, que iba igualado a puntos con el conjunto catalán, perdió en su visita al colista Levante (2-1) y ya no puede ser campeón.

Y eso que el Atlético de Madrid sea adelantó apenas sacado de centro con un gol de Fernando Torres. Pero el equipo del Cholo Simeone (en las gradas por sanción) no se encontró, no tuvo su mejor imagen, y se vio sorprendido por un Levante que remontó con goles de Casadesús (m.30) y del italiano Giuseppe Rossi (m.90).

El Barcelona, en tanto, goleó a su eterno rival ciudadano Espanyol (5-0), que apenas le inquietó. Leo Messi (m.8), en excelente saque de falta, dos tantos del uruguayo Luis Suárez (m.52 y 61), lo que le refuerza como líder de la «Bota de Oro Europea», y los brasileños Rafinha (m.74) y Neymar (m.83), pusieron la «manita».

El Real Madrid ganó, sufriendo, en casa al Valencia (3-2), en un partido sin rigidez táctica, con numerosas ocasiones de gol y excelentes intervenciones de ambos guardametas. Los tantos fueron obra de Cristiano Ronaldo (m.26 y 59) y el recuperado Benzema (m.43), por el Real Madrid, y del exmadridista Rodrigo (m.55) y del portugués André Gomes (m.81), por el Valencia.

Ahora, a una jornada del final, el Barcelona lidera con un punto sobre el Real Madrid.

La parte emotiva de la Liga estuvo en las ya confirmadas despedidas como jugadores, ante su respectiva afición, del canario Juan Carlos Valerón (Las Palmas) y de Álvaro Arbeloa (Real Madrid), premiados con minutos sobre el terreno de juego y, sobre todo, aplaudidos por los seguidores.

En Italia, con el Juventus Turín ya desde hace semanas campeona del «Scudetto», la lucha por la segunda plaza (última acceso directo a la fase de grupos de la Liga de Campeones) ha centrado el máximo interés, por la pugnan el Nápoles y el Roma, a falta una jornada.

Tras este domingo, con un Juventus pleno de suplentes perdiendo en casa del colista Verona (2-1), se mantiene en la segunda posición el Nápoles, que se impuso en su visita al Torino (1-2), con un tanto del argentino Gonzalo Higuaín y otro del español José callejón.

A dos puntos del Nápoles sigue el Roma, que antes había derrotado al Chievo Verona (3-0), con gran ovación del estadio «Olímpico» al «capitano» romanista Francesco Totti, cuando saltó al terreno de juego (m.58), en pleno debate sobre si «colgará o no las botas».

En Francia, con un PSG campeón desde hace más de mes y medio, una de las noticias de este domingo fue que su delantero sueco Zlatan Ibrahimovic fue elegido, por tercera vez, como el mejor jugador de la liga francesa por el resto de jugadores.

El PSG goleó a domicilio al Ajaccio (0-4), con tres tantos del uruguayo Edinson Cavani y uno del propio Ibrahimovic. Importante paso del Lyon en la lucha por la segunda plaza, que apabulló al otro candidato, el Mónaco, por 6-1, con triplete de Alexandre Lacazette.

En Holanda, el PSV es campeón. Revalido este domingo, en la última jornada, el título, su vigésimo desde que se denomina Eredivisie, al vencer en el campo del PEC Zwolle (1-3) y empatar el Ajax en el del De Graafschap (1-1).

Escocia es del Celtic, que ganó al Aberdeen (3-2) y logró su quinto título consecutivo, el cuadragésimo séptimo de su historia.

También tiene su campeón la liga austríaca. El Red Bull Salzburgo, equipo que entrena el español Óscar García, ha conquistado por tercera vez consecutiva la liga, pese a empatar en casa con el Sturm Graz (1-1).