Sevilla, 3 oct (EFE).- El Betis se estrena esta temporada en la Liga Europa en el Villamarín ante el Dudelange luxemburgués, con el imperativo de consolidar sus opciones ante la, a priori, cenicienta de un grupo en el que los béticos se deben jugar su pase con el Olympiacos griego, con el que empató en el primer partido, y el Milan italiano.

Los de Quique Setién, que igualaron a cero en el Pireo con Olympiacos, llegan a este duelo con la intención de optimizar ese primer punto y lograr otros tres; y, además, una renta suficiente de goles que afiance sus expectativas de superar la fase de grupos ante dos conjuntos que cuentan igualmente con hacer lo propio ante los luxemburgueses.

El Betis se presenta ante los suyos en noche europea cuatro años y medio después, y lo hace ante el gran desconocido del Grupo F pese a haber ganado catorce de las últimas veinte ligas de Luxemburgo; y también con la moral pletórica por su buena trayectoria liguera y su triunfo del pasado domingo ante el Leganés que lo ha encaramado en los puestos nobles de la competición doméstica.

Para el compromiso de mañana, el cántabro volverá a ser fiel a sus esencias e introducirá, como en el pasado partido de Liga, cambios en su once sin renunciar por ello a su plan de juego, y con el fin de tener ‘enchufada’ a la totalidad de su plantilla en las tres competiciones que disputa en esta temporada y en la tensión que les ha reclamado a sus jugadores para mañana.

Si ante el Leganés introdujo siete cambios en la alineación inicial, contra el Dudelange puede hacer algo similar y podría empezar por darle la titularidad en competición europea a Pau López, quien aún no ha debutado en Liga Europa y que podría hacerlo en lugar de Joel Robles, titular en Grecia y el pasado domingo ante el equipo pepinero.

En la política de rotaciones de Setién, la lógica marcaría el descanso del central argelino Aïssa Mandi, quien ha disputado todos los minutos hasta ahora en Liga y competición europea; o Sergio Canales, quien ha dispuesto también de la mayoría de minutos en ambas competiciones.

Así, el cántabro podría devolver al lateral diestro a Francis Guerrero y a Júnior Firpo al izquierdo, y jugar en el centro con el brasileño Sidnei Rechel, Javi García y Marc Bartra, aunque podría darle minutos al marroquí Zou Feddal, quien aún no está al cien por cien tras estar ausente las últimas semanas por un proceso vírico y por precaución con su tendón de Aquiles.

Podría regresar a la titularidad superada su lesión muscular el centrocampista portugués William Carvalho y, junto a él, el mexicano Andrés Guardado -reservado ante el Leganés- y el argentino Giovani Lo Celso, mientras que en los lados las opciones se multiplican con nombres como el japonés Takashi Inui, Joaquín Sánchez o Cristian Tello.

En el caso de que Setién de descanso a Canales, el argelino Ryad Boudebouz cuenta con posibilidades para estar en la zona del último pase, mientras que en punta las opciones se las repartirán entre el trío conformado por Sergio León, Loren Morón y el paraguayo Tonny Sanabria.

Por su parte, el Dudelange llega al Benito Villamarín después de haber caído en el primer partido de esta fase de grupos ante el Milan (0-1), y lo hace con el relativo aval de haber derrotado en la competición doméstica luxemburguesa al Union Titus Petange por un contundente 6-1.

Los del alemán Dino Toppmöller, que nunca se han medido con un equipo español, son el gran equipo de Luxemburgo en el presente siglo y el primero de ese país que disputa por vez primera la fase de grupos de la Liga Europa.

Los de Toppmöller han accedido a la fase de grupos tras superar sucesivamente en las previas al Vidi húngaro, al Drita kosovar, al Legia de Varsovia polaco y al CFR 1907 Cluj rumano, e intentarán seguir escalando peldaños en esta su primera aventura en la segunda competición continental.

La principal de las bazas de los luxemburgueses es su atacante Daniel Sinani, artífice de la clasificación del Dudelange para la fase de grupos por los tres goles que anotó en la eliminatoria ante el Cluj de Rumanía.

Los béticos, por su parte, tienen la baza de su superioridad, en principio, y también la de contar con el apoyo de un estadio que casi triplica en espectadores -59.378- el número de habitantes de Dudelange, una localidad que cuenta con unos 20.000 censados.

– Alineaciones probables

Real Betis: Pau López; Francis, Bartra, Javi García, Sidnei, Júnior; Lo Celso, Carvalho, Guardado, Inui; Loren Morón.

Dudelange: Frising; Malget, Schnell, Prempeh, El Hriti; Stolz, Couturier, Stélvio, Kruska; Turpel, Sinani.

Árbitro: Andrew Dallas (Escocia).

Estadio: Benito Villamarín.

Horario: 18.55 hora local (16.55 gmt).