Tegucigalpa, 19 jun (EFE).- El Ministerio Público de Honduras ha solicitado la acción del poder judicial contra dos jugadores del fútbol de primera división por desobediencia a la autoridad al no cumplir con una sanción por violencia doméstica contra sus esposas, informó hoy una fuente oficial.

La acción es contra Samuel Caballero, exseleccionado nacional, y Brayan Beckeles, quien actualmente integra la selección mayor que dirige el colombiano Jorge Luis Pinto, dijo a periodistas la portavoz del Ministerio Público, Lorena Cálix.

Aunque se trata de dos casos distintos, los jugadores han incurrido en el delito de desobediencia a la autoridad en perjuicio de la administración pública al no cumplir con un trabajo comunitario durante un mes que les dictó un juez, agregó la informante.

La sanción «fue incumplida por los futbolistas», lo que ha obligado a la Fiscalía a acudir de nuevo al poder judicial para que la cumplan.

La denuncia por violencia doméstica contra el internacional Samuel Caballero, que ha jugado en Italia y China, fue presentada por su esposa el 26 de marzo.

En el caso de Brayan Beckeles, quien juega en el equipo Boavista, de Portugal, fue denunciado por su mujer el 29 de abril.

Cálix indicó que se espera que los dos jugadores se presenten al tribunal correspondiente a responder por el desacato en que han incurrido.