Redacción deportes 13 jul (EFE).- El seleccionador argentino de fútbol playa, Gustavo Casado, aseguró que “dos fallos arbitrales” en la señalización de dos faltas en la primera parte del duelo que les enfrentó a Portugal “marcaron la diferencia” pese al “buen primer periodo” de su equipo.

“Argentina estuvo bien en el primer periodo, pero dos fallos arbitrales en la señalización de dos faltas marcaron la diferencia”, lamentó Gustavo Casado en declaraciones a Eurosport.

“Así es más fácil jugar, con dos goles a favor. Los árbitros no deben ser protagonistas”, añadió.

Pese a su queja, el seleccionador argentino alabó a los portugueses. Dijo que “fueron superiores” y que “llegarán a la final seguro”, y señaló que son “uno de los mejores equipos del mundo”.

Federico Hilaire, jugador del combinado argentino, también se quejó de la actuación arbitral y lamentó “dos fallos arbitrales” que “abrieron el partido” para Portugal.

“Portugal viene mejor preparada, jugó más durante el año. Yo estoy orgulloso del papel que hemos hecho en el Mundial”, concluyó.