Túnez, 27 may (EFE).- Antiguas estrellas del mundo del fútbol presentaron la “World Legend Cup”, el primer mundial de jugadores veteranos de leyenda, que una decena de países se disputarán con apoyo de la FIFA en Túnez entre los días 1 y 5 del próximo mes de diciembre.

Secundado por internacionales de la talla del español Michel Salgado, el italiano Gianluca Zambrotta y el brasileño Sony Anderson, el organizador del evento, el empresario qatarí Jawid Bunyadi, desveló una competición que pretende reunir a más de 200 estrellas retiradas de la alta competición.

Bunyadi es el alma financiera de la Academia de fútbol “Aspire 4” de Doha y socio, junto al legendario delantero Patrick Kluivert, de la empresa “World Sport Company”, en la que además de Michel Salgado están implicados otros internacionales españoles como el bilbaíno Gaizka Mendieta.

“Yo creo que el ambiente va a ser importantísimo aquí, con muchos aficionados y mucha gente viendo el fútbol que van a tener la oportunidad de ver a las leyendas que nunca han podido ver en directo y creo que en ese sentido va a ser divertido”, dijo a Efe Salgado, uno de los promotores del evento.

“Va ser divertido, porque vas a volver a estar con tus compañeros de selección, competitivo, porque cuando llega la hora de la verdad todo el mundo va a querer ganar, creo que en general para todo el mundo”, agrego.

Además de transmitir “un mensaje de unidad y paz que aporta el fútbol”, la competición, que pretende convertirse en un acontecimiento regular como los mundiales de fútbol, es también una oportunidad para los jugadores de recuperar la adrenalina de la competición, subrayó el ex del Real Madrid, Celta de Vigo y Blackburn Rovers.

“Yo creo que es una iniciativa preciosa para nosotros, sobre todo para los que echamos de menos la competición. Cuando dejas el fútbol lo que realmente echas de menos es esos, estar entrenado jugando con tus compañeros, y te da la oportunidad de volver a sentir esa pasión, ese amor por el fútbol”, afirmó.

Según Buyandi, ya hay ocho equipos nacionales comprometidos con un campeonato que ha recibido la bendición y el apoyo de la FIFA, y se espera que para septiembre, fecha en la que se efectuará el sorteo, puedan ser doce la selecciones en competición.

Además de España, Francia, Túnez, Brasil e Italia, países todos ellos representados por antiguos jugadores internacionales en la presentación llevada a cabo en un hotel del país anfitrión, se ha invitado al evento a Holanda, Japón, Estados Unidos, Arabia Saudí, Alemania, Inglaterra. Y se tiene en agenda a otros, como Argentina; y a combinados de las mejores estrellas de África y de Asía.

La competición se dirimirá como una Copa del Mundo, con partidos eliminatorios de once contra once, divididos en dos tiempos de 30 minutos, para garantizar la competitividad aunque todas la estrellas retiradas “están en una excelente forma”, según aseguró Buyandi.

“Los partidos van a ser verdaderamente auténticos, partidos oficiales de once contra once. Serán siete partidos si tenemos ocho equipos y más si son doce, tenemos seis meses para tratar de tener más equipos a tiempo”, explicó.

“Se podrán hacer todas las sustituciones que se quieran y cada equipo contará con entre quince y veinte jugadores, así que muchos de los jugadores icónicos del mundo participarán”, subrayó el promotor de la idea.

“Yo aún no he hecho el equipo”, explicó a Efe, por su parte, Salgado. “Yo creo que aún queda mucho trabajo por hacer. Ha sido el primer anuncio de esta Copa, que se va a disputar en Túnez, y ahora queda aún mucho trabajo en cuanto a los equipos, ni siquiera se sabe cuantos equipos”, agregó.

Al hilo de este argumento, el exinternacional español insistió en el hecho de que “va a ser fútbol once, con lo cual es más complicado para nosotros, pero yo creo que pasito a pasito iremos dando más noticias”.

El siguiente escalón será la presentación de la competición en Europa, que según Buynadi tendrá lugar en Londres en las próximas semanas, y el partido promocional “Leyendas para la Esperanza”, que se disputará en julio.

Para septiembre, los organizadores pretenden tener cerrado el número de países y celebrar el ya citado sorteo con presencia de todos los capitanes.

“Tenemos la garantía ya de ocho países, pero estamos haciendo lo posible para poder traer muchas más leyendas, cuantas más mejor”, recalcó.

Aparte de la competición deportiva en sí misma, y al igual que el Mundial absoluto, el torneó ofrecerá otras actividades culturales de ocio y cederá una parte importante de sus beneficios a proyectos de desarrollo locales que se definirán con las autoridades del país anfitrión, agregó.

“Tenemos el placer de que vamos a jugar, pero también de que podemos hacer avances sociales. Es un proyecto magnífico, caritativo, beneficioso desde el punto de vista social y creemos que Túnez lo va a hacer muy bien”, dijo por su parte el exdelantero del Barcelona y estrella de Brasil, Sony Anderson.

Además del brasileño, ex del Mónaco y del Villareal, al acto asistieron el exinternacional francés Marcel Desailly y uno de los grandes jugadores tunecinos, Radhi Jaïdi, el defensa que abrió el camino de la Premier a sus compatriotas.