Fotografía de archivo del trofeo de la Copa Sudamericana durante el sorteo del campeonato Copa, el 9 de abril de 2021, en la sede de la Conmebol en Luque (Paraguay). EFE/Nathalia Aguilar

Redacción Deportes, 23 sep (EFE).- Han pasado 19 años, 9 meses y 12 días, pero el primer campeón de un torneo nunca se olvida.

Y es lo que ocurre con San Lorenzo.

Cada vez que se juega una nueva final de la Copa Sudamericana su gesta de hace casi 20 años vuelve a recordarse.

El 11 de diciembre de 2002 en el estadio Nuevo Gasómetro de Buenos Aires, el club argentino disputó el partido de vuelta de la primera final de la Copa Sudamericana y se consagró al igualar 0-0 con el club colombiano Atlético Nacional.

Ese empate en casa le bastó al Ciclón, porque en el encuentro de ida en Medellín goleó en el estadio Atanasio Girardot por 0-4 a su rival el 27 de noviembre, con anotaciones de Sebastián Saja, Pablo Michelini, Leandro Romagnoli y Rodrigo Astudillo.

Ese San Lorenzo era dirigido por Rubén Darío Insúa y esa final aún sobresale en las estadísticas del certamen por ser la que ha tenido a ventaja más abultada en el marcador global: 4-0.

Ganar la primera edición de la Copa Sudamericana le dio al equipo azulgrana su segundo título internacional, después de haber conquistado la Copa Mercosur 2001, pero este nuevo campeonato le otorgó un mayor reconocimiento al club considerado como el “quinto grande” del fútbol argentino.

La primera edición de la Copa Sudamericana, competencia que se forjó tras la desaparición de las Copas Merconorte y Mercosur, tuvo la presencia de 21 equipos de 9 de los 10 países de la región.

Brasil no participó por la “organización tardía” del certamen, según dijeron entonces.

San Lorenzo enfrentó en primera ronda a los venezolanos de Monagas, al que superó en ambos partidos de la serie por 0-3 y 5-1.

En cuartos de final se impuso a Racing Club en una llave más disputada, pues en la ida ganó por 3-1 y en la vuelta cayó por 2-0, y con el marcador global igualado venció a La Academia por 3-4 en los penaltis.

En semifinales el equipo de Insúa avanzó a expensas de los boliviano de Bolívar, que ganó por 2-1 en La Paz y al que después derrotó en Argentina por 4-2.

Desde la conquista de San Lorenzo también se consagraron en la Copa Sudamericana los argentinos Boca Juniors e Independiente, dos veces cada uno; River Plate, Arsenal, Lanús y Defensa y Justicia.

Con nueve títulos y seis segundos puestos, los clubes argentinos lideran el palmarés del torneo, seguidos por Brasil, con cinco campeonatos y cinco segundos puestos.

San Lorenzo, sin duda, les mostró el camino de la gloria.

La final de la vigésima primera edición de la Copa Sudamericana entre Sao Paulo e Independiente del Valle se jugará el 1 de octubre en el estadio Mario Alberto Kempes, de la ciudad argentina de Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.