EFE/EPA/MATTEO BAZZI

Roma, 4 oct (EFE).- El Inter de Milan encaró el túnel de vestuarios con ventaja de un gol en el marcador ante el Barcelona tras el tanto del turco Calhanoglu en los compases finales en una primera parte en la que el conjunto blaugrana tuvo el dominio del balón pero en la que los ‘nerazzurri’ avisaron con dos jugadas anuladas por fuera de juego que pudieron marcar la diferencia.

Una clara mano de Eric García dentro del área que el árbitro no señaló por fuera de juego de Lautaro Martínez y un tanto anulado, también por fuera de juego, de Joaquín Correa marcaron una primera mitad en la que el Barcelona tuvo el balón pero en la que el Inter, que fue de menos a más y que tuvo las ocasiones más claras, consiguió abrir el marcador con un zapatazo de Calhanoglu desde fuera del área.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *