El 21 de diciembre, día que para muchos fanáticos era el destino final del mundo, llegó con tranquilidad para países como Japón, Australia y Nueva Zelanda. Esta fecha transcurre como cualquier otra.

El primer país donde llegó el 21 fue Kiribati, ubicado en las Islas de Navidad ubicadas en Australia. También recibieron el 21 de diciembre las Islas Chatham, en Nueva Zelanda; así como Fiji, las Islas Marshall y Tuvalu en Rusia.Posteriormente, le siguieron Sydney y Melbourne.

Las primeras horas del día fueron recibidas también en Caiguna; Australia, toda la China, que incluye Macao y Hong Kong.

Aunque con varias horas de diferencia, le siguieron Camboya, Tailandia y Vietnam; India, Sri Lanka Nepal; Pakistán, Moscú, África y la Península Arábiga. Finalmente, será turno de África, Europa del Este, Turquía, Medio Oriente y Egipto.

Más tarde será el momento de las Islas Británicas y Portugal, España, Gran Bretaña, Azores, Cabo Verde y parte de Groenlandia. Recién después se esperará el momento de Brasil, Argentina, Paraguay y Chile; aunque los últimos serán algunos países de Europa.

Igualmente, según señalan, el lugar que cuenta realmente es México, que recibirá el 21 de diciembre cuando en nuestro país ya sean las tres de la madrugada.
La espera alrededor del mundo

Las autoridades francesas vigilan atentamente el acceso a Bugarach, pero los esotéricos que procuran sobrevivir tras el supuesto fin del mundo no acuden al pueblo francés, aunque sí lo hacen los periodistas que irritan a sus habitantes y al alcalde.