En lo que pareció ser intentó un acercamiento a la comunidad latina, Donald Trump publicó una fotografía con motivo del Cinco de mayo de él comiendo un Taco Salad en su oficina de Manhattan.

“¡Feliz Cinco de Mayo! El mejor Taco Bowl se sirve en el Trump Tower Grill. Amo a los hispanos”, dijo a través de su cuenta de Twitter, acompañando la foto.

La reacción a la publicación de Trump no se hizo esperar. “Comerse un taco o ponerse un sombrero no convence a nuestra comunidad”, dijo Janet Murguia, presidenta de Consejo Nacional de La Raza, en respuesta al magnate que propone deportaciones y la construcción de un muro fronterizo,

La candidata demócrata Hillary Clinton resaltó la actitud contradictoria del republicano hacia los latinos. La exsecretaria de Estado aludió al aparente “amor” de Trump por los hispanos, citando una declaración del magnate inmobiliario a la cadena NBC emitida el miércoles, en la que afirmaba que “ellos van a ser deportados”.

Otros que reaccionaron a la imagen, fueron celebridades como George López, Josh Gad y Samantha Bee.

Con la franqueza que lo caracteriza, el comediante de origen mexicano le aconsejó al expresentador de Celebrity Apprentice que metiera su pulgar en su trasero luego de comerse el platillo.

Por su parte, Josh Gad, el actor de Frozen tuiteó que ahora que el millonario muestra que ama a los hispanos comiendo un taco bowl, lo que sigue es enmendar su relación con la comunidad musulmana.

“Ahora que Trump ha demostrado que ama a los hispanos al comerse un taco bowl, no puedo esperar por el inevitable carrito de Halal que diga ‘amo a los musulmanes’”, bromeó el artista.

La mejor reacción fue quizás la de Bee, presentadora de Full Frontal, quien recreó la imagen de Trump y la compartió en la cuenta de Twitter del programa junto a un satírico mensaje: “Los mejores taco bowls son hechos por inmigrantes que se ofenden cuando un rico imbécil los llama violadores. ¡Amo lo inauténtico mexicano!”.

Una crítica que quizás resume el sentimiento que despertó la publicación del magnate es esta de @WesleyOnline: “El taco bowl: un plato tan auténticamente mexicano como el amor de Trump por los hispanos.

Para empeorar las cosas aun más para el magnate, según destaca el Daily News, el menú de la Trump Tower Grill no incluye tacos, lo que apunta a otro de sus errores, aunque sí lo hace el Trump Coffee, otro local dentro de la torre propiedad del magnate.