Hoy como cada 3 de noviembre se celebra el Día Mundial del Sándwich con el fin de recordarnos que este maravilloso platillo nos da siempre alegrías, y nos ha facilitado por siglos la manera en la que nos alimentarnos.

Sea en una versión simple, con un poco de embutido, o con ingredientes variados, el sándwich es una estrella a nivel mundial y, por eso, sus fans honran hoy su fama.

Aunque es difícil saber el origen de su creación, muchos lo asocian a John Montangu, el Conde de Sandwich en el siglo XVII. El aristócrata, más interesando en aquel momento por su partida de naipes que por la comida, no debió ser muy difícil pensar unir pan y relleno de alguna manera, popularizo los sabrosos bocados a base de pan y los más diversos alimentos.

La tradición cuenta que durante una partida de cartas, un servidor le comunicó: “Su carne está servida”, a lo que el conde respondió para no perder la atención en el juego: “Pues que me la traigan entre dos rebanadas de pan”. El sándwich había sido creado, dice la leyenda.

Unos 250 años después de su creación, el humilde sándwich ha crecido enormemente y ahora tiene versiones infinitas de acuerdo a los gustos de los habitantes de cada país, mientras continúa siendo el plato portátil perfecto para los estilos de vida cada vez más acelerados.

En honor a la fecha de nacimiento del Montagu, 3 de noviembre de 1718, celebramos el Día del Sandwich, y ante ello algunas cadenas de emparedados celebran con ofertas, en las que se puede disfrutar de un sándwich gratis o a un precio reducido.

En los restaurantes Subway en la compra de un sub y una bebida de 30oz, recibes un sub gratis. Mientras que la cadena Arby’s puedes comprar un Roast Beef Sandwich por sólo 99 centavos.

Además Jersey Mike’s tiene cupones de $1 off disponibles para conmemorar la fecha.

Curiosidad aparte, una hamburguesa es considerada un sándwich, pero un hot dog no lo es.